La tendencia de los crossover llegó a la casa alemana: ¡Audi debuta con el A1 citycarver! Un compacto que tuvo unos pequeños ajustes con el fin de ampliar sus horizontes.

Cotidiano sin miedo a salir de la ciudad

El Audi A1 citycarver tiene el objetivo de encontrar el balance de las personas que comúnmente se mueven en la urbe y ocasionalmente salen de la ciudad. Los cambios estéticos en el exterior se resumen a una parrilla más agresiva de color mate al igual que sus emblemas. De igual manera, cuenta con unos defensas (también conocidas como fenders) de un color diferente a la carrocería. A esto se le suman unos estribos del tamaño justo en aluminio y guardafangos precisos para el tránsito a vías terciarias. 

En cuestión de motorización el Audi A1 citycarver es idéntico a su hermano, el A1 Sportback, y en dimensiones (ancho y largo) sin iguales. Así logra moverse de una manera ágil en el tráfico de una ciudad aglomerada y al mismo tiempo no encuentra mayor obstáculo para llegar a una casa de campo cercana.

Con Altura

Poco tiene que ver con la canción de Rosalía, pero sí merece ser mencionada la nueva altura que tendrá el Audi A1 citycarver: 1.47 metros, 4 centímetros más que una A1 Sportback. Este es el aspecto en el que quizás más destaca de este nuevo crossover. A su vez, tendrá varias opciones en cuestión de rines. Desde 16 pulgadas en su versión base y de 18 pulgadas en su versión Dynamic. Esto le dará una altura aún mayor, con el fin de ampliar la brecha entre el suelo y la carrocería. 

Edition One: por algo se tiene que empezar

Así fue nombrado el A1 citycarver y para esta edición tendrá plasmado en diferentes partes del vehículo la insignia ‘Edition One’. Los colores que ofrecerá Audi en esta primera instancia son Orange Pulse y Silver Arrow. También cuenta con detalles de contraste para el interior en las tomas de aire, tablero y paneles laterales en color naranja. 

Este Audi A1 citycarver demuestra que cada vez más las marcas de lujo están atendiendo la demanda del mercado y buscan tener modelos de entrada que puedan incrementar sus ventas. En el 2018 para el mercado americano, el 56% de las ventas fueron gracias a la familia Q de Audi, por lo que un vehículo de este segmento podría apelar a las necesidades actuales del público. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here