Mercedes AMG GT Coupé Roadster

Hace unas semanas conocimos el Mercedes-AMG GT Black Series y, sin dejarnos reponer, ahora el fabricante alemán nos presenta novedades para las versiones “de acceso” a la familia GT. Mercedes mejoró las prestaciones del AMG GT Coupé y AMG GT Roadster. El aumento es significativo, no es un simple “facelift” para darle unos años más de vida, los vehículos ahora tienen mayor rendimiento. Adicionalmente, ha presentado un paquete de edición especial que viste a los modelos con un atuendo oscuro y sombrío, algo muy de moda hoy en día en la industria automotriz.

Mejorando el rendimiento

Los ingenieros de AMG fueron al grano: aumentar el rendimiento del motor. El V8 de 4.0 litros recibe un ajuste electrónico (o como le decimos en Colombia una “repro”) que le permitió obtener 523 HP de potencia, 53 HP más que el modelo anterior. Toda esta potencia adicional se debe canalizar correctamente y, para ello, los Mercedes-AMG GT Coupé y Roadster equipan el modo de conducción “Race” de serie. Adicionalmente, la empresa alemana reemplazó la batería convencional por una de iones de litio, mucho más eficiente y, principalmente, más liviana. Tranquilo, estamos hablando de la batería del carro, el modelo no es híbrido (por ahora).

En Mercedes no les bastó con subir las prestaciones del motor, por eso, instalaron sistemas y componentes que antes solo eran opcionales. La suspensión adaptativa AMG Ride Control, diferencial autoblocante eléctrico trasero y frenos de alto rendimiento, ahora hacen parte del equipamiento de serie. Por último, los modelos que incorporarán el paquete AMG Dynamic Plus pueden equipar el eje trasero direccional, mejorando el manejo del deportivo alemán. Esta actualización en los modelos de acceso a la gama GT, provocaron que la versión GT S desaparezca.

Versión Night Edition

Como mencioné al principio, Mercedes ofrece un nuevo paquete de edición especial tanto para el AMG GT Coupé como en el Roadster, llamado: Night Edition. En el exterior el paquete pinta de color negro: las pinzas de frenos, la parrilla delantera y los faros. Los rines, específicos para la edición, están pintados en negro mate, teniendo un tamaño de 19 pulgadas adelante y 20” atrás. Se destaca un techo de fibra de carbono para el Coupé y una capota de tela negra para el Roadster. La empresa, además, dispuso para la carrocería los colores: Obsidian Black Metallic, Selenite Grey Metallic y Designo Graphite Grey Magno en esta edición.

El interior de la versión Night Edition presenta muchos elementos decorativos en negro piano, sin embargo, siempre estará la opción de cambiarlos a fibra de carbono. Esta edición también incluye un volante AMG forrado en microfibra dinámica, con los radios y levas de cambios pintadas de color negro. Los asientos AMG Performance reciben un tapizado en cuero Nappa y costuras en color negro. Para finalizar una placa en la consola central conmemora el modelo especial.

Yo sé que le gustó y, desde ya, lo puede reservar con precios que comienzan en 119.079 euros para el Coupé y 130.679 para el Roadster. Las primeras unidades comenzarán su arribo en noviembre y estoy seguro de que los clientes de la versión más “sencilla” estarán a gusto con sus nuevos números de rendimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here