Mercedes-Maybach S-Class

Si hubiera que buscar la palabra opulencia en el diccionario, el Mercedes-Maybach S-Class sería la imagen de referencia. Con el estreno reciente del Mercedes-Benz Clase S, Maybach no podía quedarse quieto y puso sus manos en esta berlina de lujo. El resultado es una lista de gadgets y accesorios tan larga, que vamos a resaltar lo más llamativo, si es que alcanzamos.

El paso previo a una limusina

Para empezar, no vamos a hablar de la mecánica, porque es la misma del Clase S (ver link arriba) y es lo menos relevante aquí. En cambio, lo que sí es importante en el Mercedes-Maybach S-Class es la distancia entre ejes, pues es 18 centímetros más larga. Ese espacio está reservado exclusivamente para mejorar la habitabilidad de los asientos de atrás. De hecho, el asiento del copiloto se puede inclinar unos 26 grados adicionales para darle más espacio al jeque petrolero que se siente atrás.

El lujo de esta berlina llega al punto de incluir masaje para las pantorrillas, calefacción para el cuello y extensor de cinturón. Lo último es un brazo electrónico que aproxima el cinturón de seguridad cuando el pasajero se lo va a poner. Esto es obra de una versión mejorada del MBUX, que utiliza varios sensores dentro de la cabina para predecir las acciones de los pasajeros en base a sus movimientos. Con esto, el sistema puede prender las luces de un lado o quitar el seguro de una puerta con solo estirar la mano a ese lugar.

Lujo en cada detalle

El lujo del Mercedes-Maybach S-Class llega al punto de crear un ambiente ultra silencioso. Para empezar, los cristales son más gruesos y hay más espuma aislante en la parte trasera. El sistema de sonido Burmester cuenta con la función de cancelación de ruido para apaciguar los tonos graves. Otro detalle de fina coquetería es el sistema de iluminación interior que no solo es personalizable, sino que también es completamente ajustable. El acaudalado empresario puede dirigir un punto de luz casi a cualquier lugar de la cabina o puede optar por una iluminación relajante uniforme.

El confort de marcha en el Mercedes-Maybach S-Class está garantizado gracias a la suspensión neumática Airmatic con E-Active Body Control. Este sistema escanea el camino y prepara la altura de cada rueda para que absorba las imperfecciones. También cuenta con la función Curve para que los VIP ni siquiera se den cuenta de que están tomando una curva. Para el exterior se puede pedir una pintura en 2 tonos con línea divisoria, todo pintado a mano.

Así podríamos seguir todo el día, enumerando las comodidades de esta berlina de ultra lujo, pero el espacio no es eterno, seguramente hablaremos de con más detalle en nuestra próxima edición impresa, si no se ha suscrito aún, ahora es el momento. De precios ni hablemos, que la cantidad de ceros en esa factura le daría miedo a cualquiera, menos a un príncipe saudí. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here