Mercedes-Benz GenH2

La carrera por la electrificación es cada vez más intensa y ahora Mercedes-Benz la hace más interesante con la presentación del GenH2. Este camión para largas distancias es un concepto que se suma a la familia de vehículos eléctricos de Daimler. Utiliza una pila de combustible que funciona con hidrógeno para aumentar su autonomía respecto a un eléctrico convencional. La idea es manifestar la necesidad de normalizar la distribución de este químico en una extensa red de hidrolineras. Sin embargo, Mercedes-Benz sabe que esto se demora, así que podemos esperar sentados.

Preparándose para cargar el futuro

El Mercedes-Benz GenH2 no viene solo, pues hace parte de una estrategia de electrificación de Daimler Trucks. Junto con él vienen otro camión pesado pero de menor alcance, el eActros LongHaul y el camión de distribución más ligero eActros. Sin embargo, los 3 están en etapas diferentes de desarrollo. Empezando con el más pequeño, el eActros está pensado para empezar a producirse desde el próximo año con una autonomía de 200 km por carga. Para ponerlo en contexto, compite directamente con el Renault D Z.E.

Por otro lado, el eActros LongHaul ya pasó por pruebas, pero su puesta en producción se calcula para el 2024. El alcance estimado será de 500 km, por lo que sería su camión de rango medio. Cabe aclarar que estos modelos son puramente eléctricos y usan la plataforma ePowertrain, que se usa en otros vehículos eléctricos que ya se comercializan. Finalmente está el Mercedes-Benz GenH2, que, a pesar de tener tecnología funcional, es un concept al que le falta mucho por desarrollar tanto en el camión como en el mundo donde va a funcionar. Prueba de ello es que se estipula que las pruebas con los clientes empezarán en el 2023 y la producción será para la segunda mitad de la década.

¿Alcanzara a llegar al futuro?

A pesar de su lejanía, el Mercedes-Benz GenH2 ya tiene definidos varios detalles de su funcionamiento. Para empezar, sus motores eléctricos podrán generar unos 884 Hp de potencia y 4142 Nm de torque, suficiente para mover cargas de hasta 25 toneladas. Su autonomía se estima en unos 1000 km gracias al hidrógeno líquido almacenado en 2 tanques de 40 kg. Mercedes-Benz prefiere el uso de hidrógeno líquido por tener mayor densidad energética y lo almacena en los tanques a una temperatura de 253 grados bajo cero. Estos números hacen del GenH2 un camión pesado de larga distancia, superando la autonomía estimada del Tesla Semi.

Hasta aquí todo suena maravilloso, hasta que vemos la gran limitante de esta tecnología: la disponibilidad del hidrógeno. El Mercedes-Benz GenH2 solo funcionaria en un mundo donde el hidrógeno sea tan barato y abundante como el Diésel, algo imposible hoy en día. Mercedes-Benz sabe esto y por eso las fechas de sus pruebas y presentación están tan alejadas, dándole el tiempo suficiente la tecnología para poder producir un hidrógeno barato y en cantidades necesarias para ser comercializable. Esto mismo tiene a vehículos como el Hyundai Nexo o el Honda Clarity como autos de uso muy limitado a donde haya una fuente de hidrógeno siempre disponible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here