Mercedes-AMG E 63 4MATIC+

Llega un nuevo súper sedán para alborotar el gallinero y asustar ejecutivos: el nuevo Mercedes-AMG E 63 4MATIC+. Este cuatro puertas retocado en Affalterbach trae una propuesta tecnológica más arriesgada, una cara renovada, una versión Estate y su característico V8 de 4 litros. Pero, extrañamente, los números principales no variaron tal como pasó con el E 53, así que empecemos hablando del motor. ¿Será suficiente para plantarle cara al M5 recién lanzado? 

Hagamos cálculos

En el E 63 S encontramos un V8 de 4 litros equipado con 2 turbocompresores de doble entrada que producen 612 HP y 850 Nm de torque. El E 63 usa el mismo motor, pero la potencia se queda en 571 HP y 750 Nm de torque. Es raro, pero es el mismo motor y la misma potencia de la generación pasada. Por si las dudas, el M5 Competition genera 625 HP y 749 Nm de torque. Aquí la pelea es pareja como entre Godzilla y King Kong, pero las similitudes no acaban ahí.

El Mercedes-AMG E 63 4MATIC+ cuenta con una caja de cambios AMG SPEEDSHIFT MCT de 9 velocidades con embrague de placa húmeda que reemplaza al convertidor de par. La tracción es 4MATIC con embrague controlado electrónico que conecta el eje trasero con el eje delantero. Esto significa que puede controlar la potencia para que sea equitativa entre los ejes, pero la prioridad la tienen las ruedas traseras. ¿No le suena familiar?

Sin embargo, el E 63 toma la delantera ofreciendo la carrocería Estate. Esto no está disponible con el M5, pero si con el Alpina B5. Esta carrocería tiene una amplia base de fanáticos y lo supieron aprovechar. Otra similitud está en el modo Drift del E 63 S, una opción especial que lo predispone para enviar la potencia solo a las ruedas traseras. Para activarlo se necesita usar la caja en modo manual obligatoriamente. EL M5 tiene el modo Track que hace algo similar. Las velocidades máximas son las siguientes: el E 63 sedán y Estate están limitados a 250 km/h, el E 63 s Estate puede lograr los 290 km/h y el E63 S sedán logra los 300 km/h. Dato curioso: el M5 llega hasta los 305 km/h.

Lo que sí cambió

El diseño se renovó totalmente para encajar más armónicamente con sus hermanos de marca. El Mercedes-AMG E 63 4MATIC+ exhibe en el frente la nueva parrilla ovalada de 12 barras, un nuevo juego de luces y una anchura mayor de 27 milímetros. Esto para albergar el ensanchamiento del eje delantero y las llantas de 20 pulgadas en el modelo s y las de 19 en el E 63 normal.

En el interior, el cambio más llamativo está en el volante que ahora es de rayos dobles. Presenta 2 pequeñas pantallas con selectores para controlar los modos de manejo y el control crucero. El sistema de control sigue siendo la plataforma MBUX con una pantalla de gran formato que hace de computadora para el conductor y pantalla de info entretenimiento a la vez. Algo para destacar, el sistema de inteligencia artificial ahora trae un cambio para que se sienta más cómodo, A la hora de hablarle, el sistema lo va a tutear en lugar de tratarlo formalmente para reforzar la relación emocional con el carro. No, es en serio, no estoy bromeando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here