¿Qué pasa cuando combinamos el atractivo de un carro clásico restaurado con las ventajas de una plataforma eléctrica compacta? Obtenemos algo tan especial como el Renault e-Plein Air que Renault presentó este fin de semana en Francia, una reinterpretación de la variante sin techo del carismático Renault 4 que llenó de alegría al público del 4L International.

Este evento reúne alrededor de mil Renaults clásicos de más de veinte países a lo largo de tres días de verano dedicados a celebrar uno de los modelos favoritos de la casa del rombo. Este año celebraban el décimo aniversario del evento y Renault sorprendió con este ejercicio de diseño único, fruto de la unión de esfuerzos entre Renault Classic y Renault Design, junto con el apoyo de Melun Rétro Passion, uno de los mayores proveedores de repuestos para Renaults clásicos.

El 4L International: ¡Toda una fiesta para los amantes del R4!

Virtualmente idéntico al Plein Air que se vendió acá en los ochentas como Renault 4 Brisa, la inmaculada carrocería blanca viene con acentos negros que replican la decoración original del Plein Air de finales de los sesentas. Las llantas de 13 pulgadas incluso están decoradas con las clásicas caras blancas.

El interior (¿podemos llamarlo así?) está compuesto por asientos nuevos en color azul y una elegante canasta que ocupa el espacio donde normalmente iría la capota. La única diferencia estética importante es el rediseño de la parrilla frontal que obedece al rasgo más importante del ePlein Air: su plataforma eléctrica prestada de un Renault Twizy.

Es probable que debido a la diferencia en peso el Renault e-Plein Air no obtenga el mismo desempeño y autonomía de la batería de 6.1-kWh del Twizy. Pero, viéndose así de bien, ¡a quién le importa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here