Cuando en 2018 Volkswagen, con el apoyo de Porsche, presentó el sport prototipo eléctrico I.D. R nadie se imaginó que un año después pasaría lo impensable. Este viernes, bajo la conducción de Romain Dumas, ganador de las 24 Horas de Le Mans, el Volkswagen ID.R hizo historia: no solo porque logró un nuevo record de 39,9 segundos en el Goodwood Festival Of Speed 2019, sino, además, porque mostró cómo el superdeportivo eléctrico está hecho para pulverizar las montañas inglesas.

La bestial hazaña de 1,86 kilómetros en un poco más de medio minuto fue la excusa perfecta para ganar la atención de los más de 180.000 asistentes que llegaron la semana pasada. Tras completar el mejor tiempo en los últimos 20 años, el timonel y la astusia de Dumas logró borrar lo establecido por Nick Heidfeld en 1999 al superarlo por 1,7 segundos.

Pero lograr la proeza no fue fácil. Se necesitó preparación, y como según lo reconoció Francois-Xavier Demaiso, director técnico de VW, “fue una mezcla perfecta de manejo, tiempo y peso”. De hecho, el vehículo fue optimizado para la carrera, y, como resultado, corrió con menos baterías para ahorrar peso.

“Fue un poco estresante con el clima durante el resto del fin de semana, así que tratamos de empujar hoy, pero mañana espero que podamos ir un poco más rápido”, añadió Dumas.

Al completar un nuevo record en el Goodwood Festival Of Speed 2019, el Volkswagen ID.R sin duda mostró ser uno de los eléctricos deportivos más feroces y potentes de todos los tiempos. Tanto así, que el vehículo ya ha batido récords en Pikes Peak y en Nurburgring antes de llegar a Goodwood.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here