BMW i4
- Publicidad -

BMW nos ha dado la presentación del i4 a cuotas, pero por fin nos mostró las especificaciones del modelo de producción. Hace meses pudimos ver la estética y supimos que las riñoneras estarían presentes. Pues ahora tuvimos acceso a los detalles técnicos y era justamente lo que esperábamos. Incluso llegó la esperada versión deportiva firmada por M, aunque no es la más extrema.

Puro poderío eléctrico

La marca bávara presentó 2 versiones de su nuevo sedán deportivo: el BMW i4 eDrive40 y el i4 M50. El primer modelo es el de entrada y trae un motor eléctrico en el eje trasero que genera 340 HP y 430 Nm de torque. La versión más picante M50 llega con 2 motores eléctricos puestos en ambos ejes. Entre los 2 pueden generar 544 HP y 795 Nm de torque. Ambas versiones cuentan con la batería de iones de litio de 83,9 kWh. El eDrive40 puede alcanzar una autonomía de hasta 590 km, mientras que el M50 reduce unos 80 km por el peso adicional del segundo motor.

Esto está montado sobre lo que BMW llama una estructura flexible, pues puede usar tracción trasera o integral en la misma plataforma. Esta base también da un buen comportamiento dinámico a pesar de su elevado peso, que en el M50 llega hasta los 2.290 kilos. Otro aspecto para tener en cuenta es que la velocidad máxima de la versión deportiva está limitada a 225 km/h. La falta de velocidad final se compensa con una aceleración hasta 100 km/h en sólo 3,9 segundos.

El Gran coupé eléctrico y práctico

Al formar parte de la familia del Serie 4, el BMW i4 usa una carrocería de formato Gran coupé, es decir que es un sedán con el techo en caída hacia atrás. Además de tener un espacio adecuado para 5 personas, el baúl tiene unos 470 litros de capacidad de almacenamiento. A pesar de ser un modelo eléctrico, no dispone del espacio de almacenamiento bajo el capó, como sí lo tiene la Ford F-150 Lightning. Esta es la primera vez que vemos el interior del nuevo BMW i4 y, afortunadamente, es muy típico de BMW. Decimos afortunadamente porque esto hace que el interior sea familiar y de fácil adaptación. Solo basta recordar al i3, cuyo interior era tan abstracto que hacía difícil acostumbrarse.

La novedad más notable es que usa la versión más reciente del BMW iDrive en su octava generación y está dispuesta en una sola pantalla curva dividida. Las secciones son de 12,3 pulgadas para los indicadores del conductor y de 14,9 pulgadas para el info-entretenimiento. El i4 llegará a los concesionarios de manera progresiva, aunque se tomará su tiempo mientras termina las homologaciones oficiales europeas, así que podemos esperar recostados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí