Porsche 911 caja manual

El hombre en la foto es Jörg Bergmeister. Jörg fue campeón de la Porsche Supercup en 2001 y ha ganado su categoría en las 24 horas de Le Mans de 2004 y 2019. Jörg disfruta meter los cambios él solito con su propio bracito. Y aunque no todos somos tan hábiles como él, sí hay muchos que todavía disfrutamos de hacer los cambios nosotros mismos: es por esto que Porsche actualizó el 911 con la opción de una caja manual. Esta, sin embargo, solo es una de varias novedades que trae el modelo insignia de Porsche para 2020.

Para los puristas

Pareciera que fue ayer que Porsche introdujo la octava generación del Porsche 911, designada 993, pero en realidad fue hace más de un año. Entre los principales cambios que trajo esta nueva generación se destacaron dos puntos que causaron ampolla entre los puristas: la disponibilidad exclusiva de motores turbo y cajas PDK. Para complacerlos, Porsche ofrecerá la opción de caja manual para el 911 Carrera a partir del modelo 2020 sin ningún costo adicional. Y es que aunque la tecnología ahora permite que un motor turbo pueda comportarse similar a uno de aspiración natural, la sensación de una caja manual es inimitable.

Sí, una caja de doble clutch es más rápida que una caja manual. Pese a pesar 35 kilos menos, un Porsche 911 Carrera S manual hace el 0-100 km/h en 4,2 segundos, 0,5 más que con la PDK. Y sí, las cajas PDK son más costosas de producir, pero esto no quiere decir que los compradores de un 911 manual vayan a salir perdiendo. A cambio, Porsche incluirá sin costo el paquete opcional Sport Chrono para la versión manual (normalmente una opción de US$2,720). Este paquete incluye, además del característico cronometro, un diferencial trasero autoblocante nuevo, sensores de temperatura de llantas, soportes de motor activos y función de rev-matching­ automática.

InnoDrive, Smartlift y…cuero

La caja es la principal novedad, pero no la única. Hay un color nuevo, Python Green, y vidrios laminados 4 kilogramos más livianos. Porsche también ofrecerá para la gama Carrera algunos juguetes que eran exclusivos a las versiones Turbo. Uno de ellos es el sistema InnoDrive, un sistema de asistencia que expande las funciones del control de crucero adaptativo en los 911 equipados con caja PDK. Apoyado por sensores e información de GPS, el sistema calcula la conducción más eficiente para el trafico y la carretera con tres kilómetros de anticipación.

También estará disponible el sistema SmartLift para ambas versiones, manual y PDK. Este sistema electrohidráulico permite levantar la nariz del carro 4 centímetros para superar obstáculos y puede activarse automáticamente guardando coordenadas GPS. Como si fuera poco, Porsche también ofrecerá un paquete el cual imita el interior en cuero del primer 911 Turbo, el 930. ¡Nada mal para un carro que para muchos de nosotros todavía es nuevo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here