FIA sanción Mercedes-AMG

El inolvidable Gran Premio de Sakhir continúa siendo motivo de frustración para el equipo Mercedes-AMG pues ahora la FIA les impuso una sanción de 20.000 euros. ¿Recuerda esa desastrosa parada en pits que le arrebató la victoria a George Russell? No solo fue torpe, sino también en contra del reglamento. Al parecer, este error incumplió una norma muy estricta y perfectamente pudo haber terminado en una descalificación para el piloto británico.

El problema del radio

Al caído caerle, dicen por ahí: así se debieron sentir en Mercedes-AMG cuando la FIA confirmó esta sanción. Resulta que, según el reglamento, cada auto tiene su propio inventario de llantas y estas no pueden intercambiarse de un auto a otro aunque sean iguales. Y eso fue precisamente lo que ocurrió en los boxes con los neumáticos de George Russell y Valtteri Bottas. Este desastre pudo haber terminado en la descalificación del piloto, pero la FIA decidió no tomar acciones contra Russell pues algunos atenuantes redujeron la severidad de la infracción.

Toda la confusión se debió a un problema con los radios internos de los mecánicos. Mientras Russell enviaba un mensaje por radio, el director deportivo Ron Meadows también habló, causando un conflicto con las señales. Esto hizo que solo la mitad del equipo se enterara que Russell iba a entrar a cambiar los neumáticos, pensando que solo entraría Bottas. Por eso los neumáticos que estaban listos en el pit eran los asignados al piloto finlandés y, aunque fueran iguales, el reglamento dice que cada auto tiene su propio inventario de llantas y que no se pueden intercambiar.

FIA sanción Mercedes-AMG
And it was in that moment …

Una palmada en la mano

El principal atenuante es que el equipo se dio cuenta del error y lo solucionaron en la vuelta siguiente. El reglamento dice que el problema con las llantas debe solucionarse antes de 3 vueltas. Afortunadamente, el equipo de mecánicos se dio cuenta de que Russell se había llevado las llantas equivocadas justo cuando estaban trabajando en el auto de Bottas. Pero el daño ya estaba hecho: Bottas salió de pits con un juego de llantas desgastadas porque Russell se había llevado las suyas y el auto 63 tuvo que parar de nuevo, perdiendo más puestos aún. Por eso, los comisarios fueron indulgentes y decidieron no castigar al piloto.

FIA sanción Mercedes-AMG
Valtteri Bottas saliendo con las llantas viejas porque alguien se llevó las suyas.

La amonestación quedó entonces para el equipo que deberá pagar 20.000 euros, unos 84 millones de pesos colombianos; una cantidad mínima para la escudería campeona. A título personal, es una decisión justa pues Russell no merecía más castigo. Si el piloto británico hubiera sido descalificado, habría perdido los puntos logrados en la jornada por estar en el top 10 y por la vuelta rápida. Este incidente simplemente hace parte de una serie de sucesos desafortunados que dejaron una dura y costosa lección que Toto Wolf y compañía ya están trabajando para solucionar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here