Haas despidió Mazepin
- Publicidad -

Debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, Haas despidió a Nikita Mazepin y terminó su contrato con Uralkali. La noticia se anunció por medio de redes sociales y no fue una ruptura amable. El piloto ruso declaró que fue una decisión unilateral, lo que significa simplemente que lo despidieron. El equipo ya se encuentra en búsqueda de un patrocinador que pueda soportar el funcionamiento del equipo y que no le importe ver su marca al fondo de la parrilla. Todo parece indicar que Pietro Fittipaldi, piloto de reserva de Haas, tomaría el asiento que “desocupa” Mazepin. Pero con Haas nunca se sabe.

Decimos que fue injustificado porque el equipo americano ignoró tajantemente las condiciones de la FIA y la disposición del piloto para poder seguir corriendo. De haberse respetado dichas condiciones, Mazepin podría seguir compitiendo sin generar un conflicto ideológico o de intereses. Una de las condiciones era que él no estuviera representando a su país a la hora de competir. De hecho, sólo se perdería el GP de Silverstone, por decisión del gobierno local. Al parecer, Mazepin estaba dispuesto a cumplir con estos requisitos, pero las condiciones no se dieron y finalmente Haas lo despidió.

Do svidaniya Nikita

Mientras unos piensan que el despido de Mazepin por parte de Haas es injustificado, otros opinan que era algo que se estaba demorando en pasar. Las razones de su despido son realmente extrañas, ya que el piloto ha demostrado un verdadero compromiso con la categoría. Recordemos que el ejército ruso lo estaba presionando para que cumpliera con su obligación de prestar servicio militar. Al final logró resolver el tema con sus estudios universitarios, pero aún tiene esa deuda con la milicia.

Otro detalle para tener en cuenta es que Haas también canceló el contrato de patrocinio con Uralkali, la empresa del padre de Mazepin, algo que tendría que ver con el despido. Si bien no hay comentarios que corroboren esto, el secreto a voces es que esta sería la causa tras la salida de Mazepin. Por otro lado, hay quienes no gustaban del piloto moscovita. El joven de 22 años no es ajeno a los escándalos y, desde que subió el polémico video del 2020, ya muchos lo querían fuera de la categoría. Este caso no dejó ninguna repercusión más que una oleada de críticas en medios sociales. De cualquier manera, esta novela no se ha acabado, pues Nikita afirmó que no sería lo último que diría al respecto y eso puede significar acciones legales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí