Los franceses siempre tienen una forma interesante de hacer las cosas y la Renault Alaskan es la muestra de esto en forma de pick-up. Para fortalecer su posición en este segmento, se presentó en Colombia una nueva versión de esta camioneta, la Renault Alaskan Cargo: manteniendo el diseño estilizado de la Alaskan, pero haciendo a un lado equipamiento que algunos considerarían un lujo en una camioneta de trabajo. Esto, como es de esperarse, reduce bastante el precio y pone a la Alaskan en una posición bastante ventajosa respecto a la competencia.

La simplicidad ante todo

El principal cambio en la Alaskan Cargo, respecto a las otras variantes, es el motor. Se mantiene el propulsor diésel de cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, 2500cc e inyección directa de riel común, pero en este caso sin el turbo de geometría variable que viene en las versiones Zen e Intens. Aun así, la Alaskan Cargo produce unos respetables 163 caballos de potencia y unos enormes 403 Newtons-metro de torque: considerablemente más que algunos de sus competidores y suficiente para cargar una tonelada o jalar un remolque de tres toneladas y media.

¿La ventaja? Además del costo, la ausencia de un turbo representa menor complejidad, menos piezas y, por consiguiente, mayor fiabilidad y menores costos de mantenimiento. Yo los amo, pero lo cierto es que los turbos pueden ser un dolor de cabeza. De resto, el apartado mecánico no presenta mayores cambios. El motor viene acoplado a una caja manual de seis velocidades y una transmisión a las cuatro ruedas con bajo, como en la versión Zen y como debe ser en un vehículo de estos.

Lo necesario y un poco más…

Con el propósito de reducir todavía más los costos, en Renault pensaron seriamente qué era indispensable y qué era lujo. El equipamiento de seguridad, por ejemplo, se mantiene completamente inalterado: airbags para el conductor y el pasajero, cinturones de seguridad delanteros con pretensores y frenos antibloqueo con EBD. Y aunque se mantienen elementos como el bloqueo central, los retrovisores eléctricos, las luces de cortesía y el tercer stop, se eliminaron accesorios como el sistema de entretenimiento con pantalla táctil y otros detalles del interior.

En el exterior, unos rines de acero de 16” remplazan los rines de lujo de las demás versiones, una vez más, teniendo en mente las exigencias del trabajo. Otros detalles, como las salpicaderas delanteras y traseras, complementan la apariencia robusta y utilitaria de la Renault Alaskan Cargo. Disponible a partir de $98.990.000, la Alaskan Cargo seguramente llamará la atención de flotas comerciales y de quienes no quieren elegir entre una pick-up y tener un rombo en el frontal…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here