Mientras anochece en Colombia, en Japón el día apenas inicia con una noticia que muchos llevábamos meses esperando. Hablo de nada menos que la presentación del Nissan Z Proto, un primer vistazo a lo que será el nuevo miembro de la familia Z. Inspirado en sus legendarios predecesores, este prototipo combina líneas y proporciones retro con un lenguaje de diseño futurista que Nissan espera enamore al mercado de los coupés deportivos. Nissan además confirmó los datos esenciales sobre la mecánica de este nuevo modelo y hay que decir que, por ahora, todo se ve bastante prometedor.

Como en los buenos viejos tiempos

Para nadie es un secreto que el fabricante japonés se encuentra en una situación difícil. Todavía se sienten los efectos del drama legal que rodea a su ex-CEO, Carlos Ghosn, y se rumora que el GT-R no llegará a una próxima generación. Así las cosas, le corresponderá al próximo Z el rol de ser el modelo insignia para el resurgimiento de Nissan. De ahí que Nissan le esté apostando a un diseño que recuerde los buenos viejos tiempos de la compañía. Y, ya sea que uno lo mire de pasada o en detalle, es innegable que el ADN de los Z de antaño está ahí.

Las proporciones se ajustan perfectamente a las de sus antecesores, con un capó alargado y una atlética línea de techo. El frente puntudo incorpora unidades ópticas LED inspiradas en el Nissan 240ZG original y una parrilla que también recuerda la primera generación de este deportivo. Atrás, las luces recuerdan también a los primeros Z así como al Nissan 300ZX de los noventa. Abundan detalles como el emblema con la legendaria Z en el pilar B, así como la inscripción Fairlady Z en la parte superior de la tapa del baúl. Respecto al Nissan 370Z, este nuevo prototipo es igual de ancho, pero 10 milímetros más bajo y unos sorprendentes 142 milímetros más largo.

“Tenía que ser manual”

Y si el exterior promete deportividad, el interior no se queda atrás. Un aspecto que los diseñadores de Nissan tuvieron en cuenta por encima de muchos otros fue la adopción de una transmisión manual. Hiroshi Tamura, el líder del proyecto del Z Proto, afirmó que para su equipo es muy importante enfatizar la conexión entre el conductor y el vehículo y, para eso, la transmisión debía ser manual. Algo sabrá él, no por nada su primer carro fue un Z. Además de la barra de cambios, destacan un timón retro, un tablero digital de 12,3 pulgadas y tres indicadores análogos adicionales.

Nissan confirmó que esta transmisión de seis velocidades estará acoplada a un motor V6 apoyado por dos turbos. Esto ya se rumoraba, así que es bastante plausible que efectivamente se trate de una versión del VR30DETT llevada hasta los 400 caballos de potencia. Tamura también declaró que esta versión Proto está muy cerca a ser la versión final de producción y que dedicaron especial atención a la aerodinámica y la rigidez estructural. ¿Sera esta la clave para que Nissan pueda dejar atrás las dificultades y volver a la época en que fabricaba vehículos de ensueño? Tal vez: aunque todavía no hay una fecha oficial, el Z Proto deja claro que Nissan todavía no olvida su pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here