Tarde o temprano hasta un fabricante como Ferrari iba a “caer” en el camino de la electrificación y el primer resultado lo tenemos ante nuestro ojos. Se trata del nuevo Ferrari SF90 Stradale, cuyo nombre conmemora los 90 años transcurridos desde la fundación del equipo de carreras “Scuderia Ferrari” por parte de don Enzo, por allá a finales de los años 20.

Siguiendo la política de “Il Commendatore”, hablemos primero del motor. Todo parte de un bloque V8 turbocargado de 4,0 litros, que entrega 780 hp y 800 Nm, al cual se le unen tres (sí, léase bien) motores eléctricos, los cuales aportan 220 hp adicionales y dan como resultado un hypercar de 1.000 caballos de potencia.

Dado que dos de esos motores van situados en el eje frontal (y se encargan de impulsarlo), mientras que el V8 está acoplado al eje posterior, el Ferradi SF90 Stradale es el primer auto de la firma en disponer de tracción total en determinadas circunstancias. Todo este esquema híbrido es gestionado por una nueva caja de doble embrague y ocho cambios.

Todo el sistema híbrido tiene un peso de 270 kilos (sumando la batería de 7,9 kWh), pero afortunadamente el SF90 Stradale está construido en aluminio, fibra de carbono y diversas aleaciones para pesar solo 1.570 kilos. Así que su relación peso/potencia es de solo 1,57 kg/hp, otra de las cifras más impresionantes de este auto.

No podemos olvidar la carrocería, que también es otro sello de la marca. En esta ocasión, el Ferrari SF90 Stradale se “viste” con un moderno traje cuyos trazos son más estilizados que en cualquier modelo actual de la firma y todo ha sido pensado en función de la aerodinámica. Tanto así que sin requerir de un spoiler adicional, puede generar 390 kg de carga aerodinámica a 250 km/h.

El interior no es tan espectacular como el resto del auto, pero si es una novedad que únicamente encontraremos displays digitales (el cuadro de instrumentos es una pantalla curva de 16”) y todos los mandos para gestionar las diversas funciones son táctiles. Eso sí, no puede faltar el selector Manettino para los modos de manejo y ahora hay un eManettino.

Este nuevo módulo sirve para regular la entrega de potencia del Ferrari SF90 Stradale bajo cuatro modos de uso: El eDrive para rodar solo con electricidad, el Hybrid gestiona el sistema de forma automática, el Performance mantiene al V8 activo y el Qualify combina la potencia de los motores para un máximo desempeño.

Contrario a lo que podríamos pensar, el desempeño no es tan impresionante, pero no por ello es menos formidable. Arrancando desde cero, solo tardaremos 2,6 segundos para alcanzar 100 km/h y si seguimos en el pie en el acelerador, estaremos rodando a 200 km/h en 6,7 segundos. Y desde allí, solo será cuestión de metros para alcanzar los 340 km/de velocidad máxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here