A la gente del grupo Volkswagen parece que nunca se les acaban las ideas, sin importar lo extrañas que puedan parecer a veces. Hoy se anunció una nueva variante del Volkswagen T-Roc, un crossover compacto entre el T-Cross y el Tiguan que por ahora se vende solo en Europa: el T-Roc Cabriolet. Se trata de un crossover compacto de dos puertas, cinco puestos, techo convertible en lona y es una idea tan extraña que bien podría funcionar.

Una apuesta interesante

El T-Roc Cabriolet mantiene la estampa corpulenta del T-Roc, cosa que no sorprende considerando que se basa en la misma plataforma MQB que comparte con el T-Cross, el Tiguan y otra docena de modelos del grupo VAG. Lo que sí sorprende está por encima de la línea superior de las puertas: un techo en lona de curvas sencillas, casi clásicas, que puede abrirse en solo 9 segundos y que remplaza la estructura rígida y usualmente bicolor del T-Roc cinco puertas. Cabe anotar que es el primer, y hasta ahora único, descapotable en su clase.

Viéndolo de lado, se hace más evidente cuán diferente es el T-Roc Cabriolet. Me recuerda bastante las líneas del Volkswagen New Beetle Cabriolet, pero con la forma robusta, los rines grandes y la suspensión alta que ha hecho tan populares a los CUV. Este estilo tan atrevido, aunque no sea del gusto de todos, es una apuesta interesante que diversifica el tan rentable mercado de los crossover. Volkswagen también espera que este atraiga los clientes  potenciales clientes del Golf y el Beetle Cabriolet pues ya no se ofrecerá esa variante del Golf y el Beetle oficialmente terminó su producción.

Seguridad, confort, eficiencia…¡y mucho viento!

Para que los pasajeros puedan disfrutar del viento con total seguridad, Volkswagen ha reforzado el marco del panorámico del T-Roc Cabriolet y lo ha equipado con un sistema que se despliega automáticamente en caso de volcamiento. Básicamente cumple la misma función que las barras detrás del conductor en los deportivos de antaño, pero sin quitar espacio en la cabina ni perturbar el diseño exterior. El equipamiento variará de acuerdo a la versión, Style siendo la básica y R-Line la mejor equipada. Esta última traerá con exploradoras, asientos deportivos y otros accesorios que son opcionales en el T-Roc estándar.

Propulsando el Volkswagen T-Roc Cabriolet y encargados de producir el viento que despeinará a sus ocupantes encontramos dos opciones de motorización y, gracias a todos los dioses, una caja manual de seis cambios de serie. Los compradores podrán optar por un tres cilindros turbo de 1000cc y 115 caballos de potencia o un cuatro cilindros, también turbo, de 1500cc y 150 caballos. Se ofrecerá la caja DSG doble clutch de siete cambios, pero a ver, ¿quién no quiere un compacto convertible de dos puertas con motor turbo y caja manual?

Todavía no se han confirmado precios o disponibilidad, pero se espera que Volkswagen confirme esa información cuando presente oficialmente el T-Roc Cabriolet en el Frankfurt Motor Show que tendrá lugar la segunda semana de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here