Uber Colombia

Desde su llegada en el 2013, la pelea por la prestación de un “servicio de transporte” ilegal ha estado a la orden del día; debido a los vacíos en legislación por parte del gobierno; disputas y contradicciones entre el Ministerio de Transporte con el Ministerio de las TIC. Finalmente a portas de cerrar el 2019; la Superintendencia de Industria y Comercio le dio la estocada final a Uber; ordenando su desconexión y deshabilitación en los móviles de los colombianos.

Si bien, el argumento que siempre ha suscitado por parte de algunos entes del gobierno y el gremio de los taxistas; cae sobre la competencia desleal que esta aplicación ofrece entre los socios conductores y los conductores de servicio amarillo; los cuales tienen que pagar múltiples seguros, impuestos y elementos que los propietarios de carros particulares no aporta. Es por esta razón que la Superintendencia, decidió tomar cartas en el asunto, llegando al veredicto final del desmonte de esta aplicación; la cual tendría un tiempo de 1 mes, para que los operadores móviles dejen de mandar servicio de datos a Uber para su funcionamiento.

Uber - ©Nicolás Ramírez - Fuel Car Magazine

Luego de el anuncio el viernes 20 de diciembre; Uber no se quedó quieto y preparó su recurso de apelación ya que no hubo un debido proceso de ejecución; adicionalmente a esto aduce que la SIC estaría violando su libertad de expresión, así como la libertad en el uso de Internet. Por otro lado Uber, habla de un acto de censura que, además, infringe lo establecido por la Convención Interamericana de Derechos Humanos; que “ya condenó los intentos de bloqueo de la aplicación y sitio web de Uber por violar la neutralidad de red, libertad de expresión y libertad de Internet“.

Finalmente la aplicación Uber, argumenta que esta decisión, va en contra de lo que proclama la llamada Economía Naranja que promueve el Presidente Iván Duque; ya que esto va en contra de la innovación y el emprendimiento. Por otro lado dicen que hasta la fecha, ha pagado cerca de 70.000 millones de pesos en IVA por prestar servicios de tecnología, contando actualmente con 88.000 socios conductores y unos dos millones de usuarios en todo el país.

Con todo esto y a comentario personal, como usuario de Uber y demás aplicaciones de comunicación entre conductores y usuarios; solamente queda esperar en qué resulta esta pelea entre la innovación y los intereses de unos pocos; Es acá donde reza la frase de “priman más los intereses comunales que los de unos pocos”, así que la decisión final debe estar pensada sobre el beneficio de los usuarios que son los que tienen que sufrir las consecuencias.

Uber - ©Nicolás Ramírez - Fuel Car Magazine

La innovación debe siempre estar a favor de la comunidad y no en contra, es por ello que en vez de bloquear la tecnología, el servicio de transporte formal de taxi, debería modernizarse para ser mucho más competitivo. Claramente el gobierno está debiendo demasiados favores y por eso llegan a estas actuaciones en contra de derechos constitucionales y sociales.

Un “FuelTip” que les regalo de navidad, si llegase a desconectar esta aplicación de los operadores de servicio celular; Uber no morirá, su funcionamiento se podría realizar por medio de señal Wi-Fi, siendo una opción limitada pero útil para una movilidad, unida a las demás aplicaciones que aún siguen activas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here