Espía Sony Vision S

Sony se unió al barco automotriz a inicios de este año cuando presentó el Vision S. Sí, esa misma Sony que fabrica smartphones, cámaras y la familia de Play Station, que se une a otras marcas de tecnología, como Xiaomi, Huawei o Apple, en el mundo del transporte eléctrico autónomo. Sólo que, según Sony, no tienen intención de fabricar el Vision S, pero estas fotografías espía sugieren exactamente lo contrario.

Tal vez Sony cambió de opinión, o simplemente tienen algún as bajo la manga. Porque si realmente no tienen intención de producir el Vision S, ¿Para qué tomarse el trabajo de continuar realizando pruebas y camuflar su prototipo? No sé usted, pero Sony busca algo mucho más grande que sólo realizar pruebas porque pueden. Es cuestión de tiempo para que veamos una oleada de vehículos autónomos desarrollados por empresas de tecnología y no por las marcas de carros tradicionales. Al fin y al cabo, no es casualidad que nuestro ojo espía haya encontrado in fraganti al Sony Vision S, que hacía algo más que simplemente dar una vuelta por el barrio.

¿Cambios para entrar a producción?

Dejando la especulación de un lado, el prototipo espía que podemos apreciar en estas imágenes no sufrió muchos cambios respecto al Vision S que Sony presentó en enero. Este mantiene su tamaño compacto y sus líneas que parecen un cruce entre un Porsche Taycan y un Tesla Model 3. Y no lo digo con mala intención, el Sony Vision S luce como un auto moderno bastante interesante, y es una pena que la compañía nipona no desee (aparentemente) producirlo. En un mundo cargado de crossovers, un sedán compacto y eléctrico encajaría bastante bien.

Los dos cambios más notables se encuentran en la parte delantera, con un frontal actualizado y adiciones en las farolas del Vision S. El puerto de carga del auto también cambió de forma, probablemente para acomodar otro tipo de tomacorriente o un kit de baterías más poderoso. Considerando que el Vision S emplea 33 sensores CMOS, como los que utilizan las cámaras Sony A7, para monitorear el entorno alrededor del auto, el aumento en batería no le vendría nada mal al vehículo de Sony.

Una consola gamer con ruedas

El Vision S es capaz de construir un mapa virtual 3D del entorno que recorre el auto y generar una autonomía nivel 4 de conducción; que en pocas palabras significa que el Sony Vision S es capaz de conducirse completamente solo, y sólo incluye controles para un humano por si este desea tener el control. Aunque no le miento, el elemento más cool del Vision S es el hecho de que tiene integrada una conexión a Play Station Network, por lo que puede relajarse mientras juega Gran Turismo, a la vez que el Vision S lo lleva cómodamente a su destino.

Para mí, si los autos del futuro no incluyen una consola o capacidades gamer, entonces estamos invirtiendo mal nuestro esfuerzo en la tecnología. Así que, señores de Sony, el mercado para un auto ecológico y con gadgets para gamers existe, sólo tienen que hacerlo realidad. Ah, y la capacidad autónoma es bienvenida, siempre y cuando no cambien mucho el diseño, e incluyan un Play Station 5.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here