Carro subasta cocaína

Al comprar un carro usado uno siempre encuentra cosas raras. Cuando compré mi primer carro encontré un portátil de los 90 y una princesa Disney; pero alguien en Texas encontró algo muchísimo más raro. Un personaje anónimo compró un carro en una subasta y se llevó una enorme sorpresa en forma de ladrillos de cocaína escondidos dentro del automóvil. Y no eran dos o tres, era casi un millón de dólares. Sí, yo también habría hecho cara de “What the f*ck?“.

Sorpresas te da la vida

El incidente lo registró este sábado la oficina del Alguacil del condado Webb en Laredo, Texas, y todo empezó con una peculiar llamada telefónica. Una persona, cuya identidad la oficina del alguacil mantiene en reserva, llamó a reportar que se encontraba en posesión de una enorme cantidad de cocaína. Así, de la nada, simplemente estaba llamando a la policía a que recogieran la droga. Inmediatamente después despacharon una patrulla con una unidad canina y vieron que la persona había encontrado 17 paquetes con cocaína en el carro que había comprado días antes en una subasta. En ese momento, el perro de la policía olió algo más…

Carro subasta cocaína
Definitivamente más interesante que un portátil viejo y una muñeca…

Resultó que en el carro había otro compartimento oculto con 17 paquetes más de droga. Cada uno de los ladrillos contenía poco más de dos libras de cocaína para un gran total de 74,96 libras, casi 34 kilogramos. Según Martin Cuellar, el alguacil del condado Webb, semejante cantidad tiene un valor estimado en las calles de US$850.000: unos tres mil millones de pesos. Agradezco y felicito a la persona que nos avisó sobre este cargamento. De no haber sido un individuo honesto, estas drogas podrían haber resultado en las manos equivocadas”, afirmó Cuellar. Así que ya sabe: si compra un carro usado, ¡asegúrese de que no vaya a encontrar algo perfecto para nuestra sección WTF!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here