Luego de una discusión con su madre; un niño de 5 años en Estados Unidos, tomó la camioneta de la casa rumbo a California para ir a comprar un Lamborghini que ella no le quiso comprar. Lo curioso del caso es que solo llevaba 3 dólares en el bolsillo.

Todo esto sucedió en Utah; donde los oficiales de policía se percataron de un vehículo que estaba siendo conducido de forma errática; cruzándose de carril en carril sin marcar la direccional. Adicionalmente a eso a pesar de no ir con exceso de velocidad; la velocidad a la que viajaba no era la permitida para la autopista, siendo esta de 50 km/h, aún más por el carril de adelantamiento. Afortunadamente el vehículo se detuvo.

Al bajar la ventanilla los policías se dieron cuenta que se trataba de un niño de 5 años; a quien le ayudaron a apagar el vehículo. Aún no se explican la habilidad del pequeño para alcanzar los pedales y maniobrar el timón. Al preguntarle sobre lo sucedido, el niño narró la historia en la que había discutido por con su mamá por no haberle comprado un Lamborghini; por eso tomo la camioneta de la familia, una Dodge Journey para dirigirse a California a comprarlo. Lo llamativo del hecho es que solo tenia 3 dolares consigo, por lo que no hubiese llegado muy lejos.

La policía estaba estudiando si presentaban algún tipo de demanda contra los padres del niño por la falta de atención de no haberse percatado que sacó el carro de la casa. Al final la historia concluyó de forma feliz ya que el empresario, Jeremy Neves, de Orem, Utah, le ofreció al niño una vuelta en un Lamborghini Huracán negro mate de dos plazas; donde estuvo feliz dando la vuelta en el deportivo sentado en las piernas de su hermana y de su madre. No pudo comprar el Lamborghini pero al menos pudo disfrutar de una vuelta en él; la felicidad en su rostro refleja la emoción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here