Carrera GT abandonado China

Si la silueta roja en la imagen de arriba le parece conocida es porque no se trata de nada menos que de uno de los Porsche más exquisitos alguna vez fabricados. Uno jamás pensaría en dejar abandonado un Carrera GT y, sin embargo, ahí está: sin doliente, cogiendo polvo en un concesionario en China. Peor todavía, tras de que solo se fabricaron 1.270 unidades de este superauto, solo hay tres unidades en el mundo en este color rojo Zanzíbar metalizado. ¡Y no es el único superauto abandonado allí! ¿Cómo pasó esto?

Corrupción aquí y en la China

Las imágenes que acompañan este articulo fueron subidas por el fotógrafo James Wan a su cuenta de Instagram. Según Wan, el concesionario donde se encuentra abandonado este Porsche fue el primer distribuidor de Ferrari y Maserati en la región sur de China. Inaugurado en 2005, este concesionario duró poco y tuvo que cerrar en 2012, dejando atrapadas varias joyas en su interior. Ya hablaremos de ellas más adelante, pero es imposible no fijarse en el Porsche. Equipado con un motor V10 de 5.700cc derivado de un fallido proyecto de F1, el Carrera GT producía 603 HP y hacía el 0-100 en 3,5 segundos. ¡Y eso en 2003!

El declive de este concesionario se debió, por un lado, a la apertura en 2007 del primer concesionario oficial de Ferrari en China. Por otro lado, y más importante aun, a una serie de estrictas leyes introducidas en 2011 para combatir la corrupción. Y es que, si bien China hoy en día sigue siendo un mercado soñado para los fabricantes de vehículos de lujo, las cosas eran diferentes en ese entonces. Mientras que ahora la clientela china de marcas como Ferrari está compuesta por empresarios privados, antes eran funcionarios gubernamentales quienes gastaban a manos llenas. Ese periodo de transición significó un bajonazo en ventas que convirtió a este concesionario en una tumba.

Una tumba para tres

Curiosamente, antes de ser abandonado en China, este Porsche Carrera GT había pasado antes por Alemania y por Rusia antes de resultar en China con escasos 4.581 kilómetros recorridos. Y hasta ahí llegó: lleva ocho años quieto y sabrá Dios cuántos líos legales lo rodearan para que haya resultado más viable dejarlo botado que venderlo. Afortunada o desafortunadamente, no está solo: lo acompañan un Ferrari 575 Superamerica y un Corvette Z06 de la generación C5. Los tres vehículos están intactos: en perfecto  estado salvo por una gruesa capa de polvo y unas baterías que probablemente ya son solo lastre.

Al final, pese a la información brindada por Wan, quedan más preguntas que respuestas. ¿Por qué solo se fabricaron tres unidades del Carrera GT en este color si le queda tan bien? ¿Qué ha prevenido que el concesionario sea victima de saqueos o vandalismo? ¿Qué embrollo burocrático impide que se ponga en venta este carro que podría alcanzar un precio de casi un millón de dólares? Nadie sabe con certeza. Lo único que sabemos, es que es uno de los casos más extraños que hemos visto en nuestra sección WTF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here