Tesla choca Honda
- Publicidad -

Los accidentes con vehículos autónomos y semiautónomos son cada vez más frecuentes y desconcertantes. Un ejemplo es este video en el que un Tesla choca violentamente y a muy alta velocidad contra un Honda Civic, destrozándolo en el proceso. ¿No le suena familiar? El accidente ocurrió en la autopista CA-24, cerca de la ciudad de Lafayette, en California. Todavía no se sabe si hubo heridos de gravedad, pues en su momento nadie informó sobre el siniestro así que es poco probable.

219 km/h de pura imprudencia

Un hacker que se denomina GreenTheOnly sacó a la luz la información sobre este aparatoso accidente a través de su cuenta en Twitter. En dos videos se puede ver como el Tesla de modelo desconocido acelera hasta los 219 km/h antes de estrellarse contra la parte trasera del Civic. La diferencia de velocidad entre los dos al momento del choque era de más de 100 km/h, suficiente para sacar volando al Honda de la autopista.

Las teorías alrededor del accidente son muchas y la falta de información por parte de las autoridades dan espacio para la especulación. La teoría más fuerte es que el conductor del Tesla estaba dormido al momento del accidente y no escuchó las señales de advertencia. Este es uno de esos casos en los que el Autopilot no actuó, pero esta vez no fue por una falla del sistema sino por una falla del conductor. Sin embargo, parece que la seguridad del Tesla no es tan efectiva como se pensaba. Recordemos que, pese al nombre, Autopilot sigue siendo un sistema semiautónomo nivel 2 en la escala SAE y requiere constante atención del conductor.

¿Qué pasó?

Se supone que el Autopilot es un sistema tan completo que puede controlar todos los sistemas de seguridad del auto, pero no es perfecto. Este sistema se desactiva cuando detecta una posible colisión, entregando el control al conductor. Además, el sistema de frenado automático de emergencia se desactiva a los 145 km/h y esto es así desde hace 3 años.  Se supone que, si el piloto no está atento y no tiene las manos en el volante, el sistema automáticamente orilla el auto y enciende las luces de emergencia, pero eso no ocurrió en este caso.

Tesla choca Honda
El Honda Civic estrellado menos su sección trasera

En este caso el Autopilot se desactivó automáticamente, pues 40 segundos antes del choque había detectado otro peligro de colisión y estaba llamando la atención del conductor. Según la telemetría, el conductor estaba acelerando cada vez más y el sistema alcanzó a notar la presencia del auto del frente. Pero la velocidad que llevaba era tan alta que el Tesla inevitablemente choca con el Honda. Bueno, sí había algo evitable: el conductor, pero sabrá mandrake que estaría haciendo y por qué estaba acelerando en primer lugar. La moraleja del cuento es que, por más avanzados que sean los sistemas de seguridad, el conductor sigue siendo el principal responsable de una conducción segura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí