Las noticias desde Francfórt no paran y a los anuncios de Ferrari y Audi se suma ahora otra primicia: el totalmente nuevo Land Rover Defender. Todo un ícono de Inglaterra y un referente en la historia de los todoterrenos, el nombre Defender tiene a sus espaldas más de 70 años de historia y con esta nueva encarnación se propone cumplir muchos más. Y cuando decimos totalmente nuevo, lo decimos en serio: basado en la arquitectura D7x, este Defender fue diseñado a partir de una hoja en blanco.

Climb every mountain…

Desde finales de los años 40, incluso antes de  llamarse Defender, Land Rover ha tenido como propósito fabricar un todoterreno capaz de ir hasta los rincones más remotos del planeta y regresar sano y salvo para tomar una taza de té. Un solo vistazo al nuevo Defender muestra que esta idiosincrasia estuvo a toda hora en la mente de los diseñadores. La base de esta nueva versión es un monococo hecho enteramente en aluminio, tres veces más rígido que una construcción tradicional de carrocería sobre bastidor. Este esqueleto no solo es ligero, sino que además permite al nuevo Defender cargar 900 kilos, remolcar 3500 kilos y moverse con 168 kilos sobre el techo.

Todas las dimensiones de la carrocería fueron pensadas para el máximo desempeño a campo traviesa, resultando en ángulos de ataque y de salida de 38 y 40 grados, respectivamente. Pero esta nueva arquitectura no está diseñada solo para la robustez, sino también para incorporar soluciones mecánicas y electrónicas de ultimo nivel. El apartado mecánico incluye una transmisión automática con tracción total permanente, dos diferenciales (uno central, otro trasero), cunas reforzadas en acero y suspensión independiente en las cuatro ruedas, con la opción de suspensión neumática. ¿El apartado electrónico? Eso sí que es una novedad…

El nuevo Defender tiene una plataforma electrónica llamada EVA 2.0 (Electrical Vehicle Achitecture, la cual consta de una supercomputadora que coordina 85 computadoras diferentes. Todos los sistemas del vehículo responden a este cerebro central, desde el sistema de entretenimiento y de control climático, hasta los sistemas de asistencia para remolque, Terrain Response para adaptarse a las necesidades del terreno y un programa especial para vadear a través del agua.

ford every stream!”

Sí, porque pese a tanta electrónica, el nuevo Defender viene diseñado para atravesar hasta 90 centímetros de agua gracias a un snorkel incorporado, sus avanzados sistemas y la potencia de su motor híbrido. Momento, ¿qué? Sí, El Defender ahora es híbrido. Equipa una batería de 48 voltios y un sistema BISG, el cual remplaza al alternador y hace las veces de motor arranque y generador de corriente. Un sistema idéntico al del Ford Puma. Como resultado, el Defender produce 400 caballos de potencia con su motor Ingenium de seis cilindros, turboalimentado y de 3000cc. Personalmente, me parece un conjunto motriz demasiado complicado para un todoterreno, pero Land Rover ha probado este sistema en los ambientes más difíciles.

Inicialmente estará disponible únicamente en la versión Defender 110, pero más adelante vendrá la Defender 90, una versión comercial y un híbrido enchufable. Desde ya se puede jugar con el configurador en línea para ver todas las opciones y armar un Defender al gusto de uno. Entre las opciones se encuentran los paquetes Country, Urban, Adventure y Explorer que cambiarán la personalidad del todoterreno a gusto del cliente. La versión comercial arrancará en £35,000 mientras que la versión 110 a partir de £45,240.

En definitiva, con su totalmente renovado diseño y una plataforma cargada de tecnología, Land Rover ha subido las apuestas como nunca antes. Larga vida al Defender y su clásico lema: ¡trepar cada montaña, cruzar cada arroyo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here