Todavía estamos en las vísperas del IAA Frankfurt pero, al igual que Ferrari, Audi no se pudo aguantar las ganas de mostrarnos al nuevo Audi RS7 Sportback. Al igual que con el RS6 Avant, este modelo combina dos conceptos característicos del fabricante alemán: por un lado, las siglas RS, una promesa de rendimiento brutal; por el otro, el estilo de carrocería Sportback, una silueta con la apariencia de un coupé, pero con cinco puertas. Y antes de que ponernos a discutir otra vez sobre qué es y qué no es un coupé, tan solo mírelo:

¿Hermoso, cierto?

Largo, bajo y ancho: esa es la línea inconfundible de un deportivo y así son las dimensiones del RS7 Sportback. El diseño incluye ahora pasos de rueda 40 milímetros más anchos, similares a los del RS6 Avant y una novedad en este estilo de carrocería, pero este no es el único cambio respecto al A7 Sportback básico. Audi afirma que el RS7 Sportback y el A7 Sportback solo comparten el capó, el techo, las puertas delanteras y la quinta puerta trasera. De resto, todo nuevo y exclusivo a esta versión. Incluso las farolas de matriz laser y LED se encienden en una secuencia específica a la versión RS.

En palabras de Oliver Hoffmann, director en jefe de Audi Sport: El RS7 Sportback es nuestra interpretación de un coupé de cinco puertas y alto desempeño con el diseño de un gran turismo”. Este lenguaje de diseño también se trasladó al interior del carro, resultando en un habitáculo espacioso y, al tiempo, lleno de toques deportivos.

No estamos hablando de nuevos emblemas y ya, el timón deportivo y los asientos son exclusivos a esta versión, igual los asientos. Atrás, se podrá elegir entre una banca tradicional de tres puestos o la configuración más deportiva con solo dos plazas. Sea cual sea la elección, lo cierto es que los ocupantes van a vivir pegados al espaldar porque el RS7 Sportback trae MUCHA potencia.

¡Y rápido también!

El propulsor es el mismo que el del RS6 Avant, un V8 de 4000cc apoyado por dos turbos y un sistema eléctrico auxiliar de 48 voltios. El resultado son 600 caballos de potencia y 800 newtons/metro de torque que llegan a las ruedas mediante una transmisión de 8 cambios y tracción Quattro: esto le permite alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h cuando se equipa el paquete opcional Dynamic plus. Sin embargo, la potencia y la velocidad no son las únicas cifras importantes del Audi RS7 Sportback. Un avanzado sistema de desactivación de cilindros, junto a la electrificación, le permiten alcanzar un envidiable consumo de 8.7 kilómetros/litro.

Audi también ofrecerá como opciones para el chasís una suspensión neumática con ajustes deportivos y un sistema de frenos en cerámica, el cual pesa 34 kilos menos que su contraparte en acero. Como equipamiento básico, el RS7 Sportback incluye un sistema de dirección en las cuatro ruedas que permite a las ruedas traseras girar hasta cinco grados para mejorar la maniobrabilidad en ciudad. Finalmente, Audi confirmó que este modelo se comercializará en Alemania y Europa a partir de finales de 2019. Y pensar que podríamos perdernos de toda esta maravilla por andar enfrascados discutiendo en si es o no un coupé…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here