Fórmula E Valencia

El pasado 24 de abril se disputó el Round 5 del E-Prix de la Fórmula E en Valencia y desde el principio se sabía que iba a ser una jornada difícil por la lluvia y por el nuevo tipo de circuito. Por si no lo sabía, la Fórmula E se suele disputar en circuitos urbanos muy estrechos, mientras que el autódromo de Valencia es más ancho y con pasto y graba a los lados. Aun así, los accidentes fueron inevitables y generó muchas demoras.

Fórmula E sin energía
Un simple toque entre los 2 pilotos de atrás causó que media parrilla no pudiera terminar la carrera.

Al ser una categoría nueva y orientada hacia la tecnología eléctrica, la Fórmula E cuenta con más factores para tener en cuenta tal como el FanBoost, el modo de ataque o las reglas en cuanto al manejo de la energía. Esto añade otra capa de dificultad a esta carrera y hace que las estrategias tengan que ser más precisas. Esto fue precisamente lo que falló el pasado viernes, pues algunos pilotos de la Fórmula E se quedaron sin energía antes de la última vuelta. ¿Pero cómo?

Drama al final del E-Prix de Fórmula E de Valencia

Resulta que cuando se estaba acabando el tiempo de la carrera (por cierto, no se corre por vueltas, sino por tiempo más una vuelta) hubo un toque que causó que saliera el auto de seguridad. Los pilotos Eduardo Mortara y André Lotterer se salieron de la pista y el Mini Electric Pacesetter salió para mantener el orden. El problema es que demoró mucho tiempo en la pista y por eso los autos perdieron más energía de la que se esperaba. Para la última vuelta, la mayoría de los autos ya estaban por debajo del 1% de carga en sus baterías.

Fórmula E sin energía
Aquí es donde Da Costa empieza a patear el acelerador para exprimir la batería sin éxito.

Eso incluyó a Félix Da Costa, quien estaba destinado a ganar la carrera, pero como faltaba una vuelta, se quedó sin batería antes de terminar. Con él se quedaron 5 pilotos descalificados y sin batería, 3 excluidos y 7 no pudieron terminar por accidentes o problemas técnicos. El ganador fue Nyck De Vries de Mercedes EQ, pero por poco no lo logra, ya que cruzó la meta con un 0.1% de batería.

Sí, este resultado no es tan embarazoso como aquel auto robótico que se estrelló apenas arrancó. De todas formas, sigue siendo curioso que menos de la mitad de los pilotos pueda terminar la carrera. Esperemos que esto sea una lección para que la Fórmula E sea un poco más sencilla en el futuro, pues tuvimos que cortar una larga lista de detalles para poder entender con precisión lo que pasó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here