Accidente Grosjean Baréin

El piloto francés Romain Grosjean sobrevivió a un aparatoso accidente en el Gran Premio Baréin, donde su monoplaza se incendió. Afortunadamente el piloto no sufrió mayores lesiones más que unas quemaduras leves y una posible fractura en las costillas. Sin embargo, para la magnitud del accidente fue afortunado y pudo salir corriendo de su monoplaza en llamas.

Un violento inicio

El accidente ocurrió justo después de la largada, 3 curvas después del banderazo inicial. El inicio en general fue bastante caótico, con múltiples toques entre los pilotos en la mitad inferior. En la parte de atrás, Romain Grosjean estaba intentado hacer un adelantamiento por la parte inferior de la pista. Sin embargo, no pudo calcular bien el espacio y tocó el neumático delantero de Daniil Kvyat con su llanta trasera derecha. Esto le causó un derrape inmediato, estrellándose de manera violenta contra la barrera de seguridad.

Dicha barrera está fabricada en lámina de metal, usualmente funciona para disipar la energía de los accidentes, pero no en este caso. Cuando el Haas impactó contra esta barrera, lo hizo de manera perpendicular, pero se seguía moviendo hacia adelante. De esta forma, la barrera actuó como una cuchilla que cortó el monoplaza por la mitad cuando este la atravesó. Al parecer alcanzó a cortar el tanque de combustible y causó el incendio. Lo aterrador del caso es que la parte que se quemó fue la cápsula de seguridad que envolvía al piloto.

La bendición del halo

Ni bien ocurrió el accidente, el auto de seguridad se detuvo para ayudar al piloto, pero por la intensidad de las llamas no se pudieron acercar. Casi 15 segundos después, Romain Grosjean emergió del fuego y saltó hacia la pista buscando ayuda. Cuando lo vieron salir, todo el mundo respiró de alivio, pues esos 15 segundos parecieron una eternidad para todos los testigos del accidente. Según los comisarios, el piloto francés estaba bien en términos generales, pero con algunas quemaduras en las muñecas y en un pie, pues el accidente le arrancó una bota.

En este caso, todos los sistemas de seguridad hicieron su parte para que Grosjean pudiera salir vivo de semejante accidente en el Gran Premio Baréin. Incluso el polémico halo cumplió su función, pues si no hubiera estado, el impacto lo hubiera recibido directamente en la cabeza. Poco después, el equipo de seguridad trasladó al piloto francés al hospital en helicóptero y así descartar alguna lesión interna. Este es el Gran Premio más accidentado de la temporada, más que el de la Toscana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here