Hablar de Off Road, aventura y leyendas de las trochas y caminos duros, es hablar de Toyota, más específicamente de la serie Land Cruiser. Esta familia se ha caracterizado por ser una de las líneas con mayor historia, durabilidad y kilómetros recorridos de todos los vehículos concebidos y desarrollados en el país del sol naciente.

El Shogun de los caminos

Este robusto y mítico campero tuvo su origen como casi todos los grandes todoterreno en el campo militar. Su nacimiento se dio para la reconstrucción de Japón. Posteriormente este guerrero samurái hizo su aparición durante la guerra de Corea. Puesto que a las tropas norteamericanas que les salía más económico usar un vehículo japonés y no sus tradicionales Jeep.

Para esta titánica labor en 1951 Toyota creo un vehículo bajo pedido del ejercito de Estados Unidos y las Fuerzas de Defensa de Japón. El resultado fue el Toyota Jeep BJ, que montaba un motor de seis cilindros y 33686cc que ofrecía unos para la época interesantes 85HP y 159 NM de torque. Cifras para nada despreciables para ese entonces, más si tenemos en cuenta que era un motor preguerra (1938) y fue pensado para camión.

De la trinchera a los campos

Una de las grandes curiosidades de este Toyota es que no necesitó equipar una reductora, puesto que al usar piezas de camión y sumado al altísimo torque de su motor, hacían que junto a su caja de cuatro cambios con una relación en primera de 5.53:1 fuesen mas que sufientes.

Ya en nuestro país las más representativas e iconicas se puede decir que son sin dudas las FJ40 y FJ70 conocidas como “Carevaca” y “Oreja de perro”.

Estos modelos podemos decir que han sido de los que mas emblemáticos, no solo de Colombia, sino del mundo entero que encontró en este todoterreno el máximo exponente de durabilidad, y uso en condiciones duras.

El J40 o Land Cruiser 40 Series inicio su producción en 1960 hasta 1984. Durante su fabricación montó unidades de potencia diesel de 4 y 6 cilindros y gasolina de 6 cilindros. 

De aspecto espartano y sin montar lujos “innecesarios” ya que la idea era rodar por donde el sendero fuese dificil o no hubiese camino, y no tener elementos que simplemente elevaran tanto el peso como los costos de mantenimiento, aunque una lavada despues de atravesar un pantano no le venia mal.

La evolución de una leyenda

A mediados de la decada de los ochenta se le decidio dar una renovación a este campero ya que las necesidades de las personas habían cambiado y buscaban las mismas habilidades para off road con un toque de comodidad.

De este modo fue que nacio la siguiente generación, la J70 que a la fecha aún sigue en producción. Erigiéndose así como uno de los modelos mas longevos de no solo la marca nipona sino del automovil en general.

Con mas de 35 años en el mercado la herencia de todoterreno puro que dejo la linea J40 sigue posicionada como una de las preferidas por entes gubernamentales, policias de todo el mundo, asi como ONGs y aventureros alrededor del orbe.

Tras un legado

Como todo lo bueno, esta familia de 4×4 solo puede avanzar, así es como con el paso del tiempo pese a tener casi el mismo empaque van adaptando nueva tecnología, mecánica mas de primera linea, acabados más confortables y los últimos avances en seguridad. Este modelo no tiene nada que demostrarle a nadie y ya tiene un lugar de privilegio en la historia del automóvil. 

En nuestro país son piezas bastante difundidas y con una vasta cantidad de seguidores, quienes valoran todas sus virtudes como fortaleza y dureza para recorrer todos los densos caminos de la geografía nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here