Yamaha MT-10 2022
- Publicidad -

¿Recuerda cuando dijimos que la MT-09 era la reina de las motos naked? Pues el rey recién llegó. Yamaha acaba de presentar su última carta con la MT-10 2022, lo que vendría a ser una R1 sin el carenaje. Las intenciones de Yamaha son claras: gritar jaque y mate a su competencia directa al renovar a su naked más radical. El sobrenombre de esta moto es el Maestro del Torque y eso es un claro desafío hacia la competencia. ¿Será un sobrenombre ganado o solo un movimiento publicitario? Veamos los números de cerca.

Una mecánica casi de carreras

Empecemos por lo más llamativo de la Yamaha MT-10 2022: el motor. Se trata de la unidad tetracilindrica CP4 de 998 cc con el cigüeñal plano que encontramos en la R1, pero con algunas modificaciones. Esto significa que genera 163 HP y 112 Nm de torque, una mejoría de 1 Nm y 3 HP más que su predecesora, pero la YZF R1 moderna genera 197 HP. Quizá por eso no anunciaron la cifra de potencia en el comunicado a nivel mundial, pero esto tiene una razón de ser. La YZF R1 es una moto de pista con espejos y placa, es normal que su motor y prestaciones estén llevadas al límite. Entre tanto, la MT-10 está pensada para funcionar en las calles y para un uso diario. Es normal que esté un poco disminuida para que su vida útil sea un poco más larga.

Aun así, la Yamaha MT-10 2022 goza de detalles como pistones forjados en aluminio, bielas desplazadas en acero y el interior del cilindro cromado para reducir la fricción. El cigüeñal plano y los pistones están programados para que haya una explosión en cada cuarto de giro, garantizando la suavidad al andar. Además, aunque le falta potencia, supera a la Kawasaki Z900, Honda CB1000R y Suzuki GSX-S1000 en torque, así que cumple lo que promete.

Menos potencia ≠ menos diversión

Para que esa potencia faltante no se le note a la MT-10 2022, Yamaha utilizó algunos trucos de ingeniería para darle más sabor a su moto. Por ejemplo, el escape es de titanio y la caja-filtro de admisión tiene 3 entradas de aire con diámetros diferentes. Con esto se logra que la moto tenga un sonido diferente a cualquier otra moto, con un ronquido que tiende a ser agudo. Va a tener que escucharlo personalmente para que lo entienda.

Además de eso, tiene discos de freno doble de 320 mm con pinza de 4 pistones delante y cuenta con una bomba de frenado firmada por Brembo. La suspensión es de KYB y se compone de una horquilla de 43 mm al frente y un solo amortiguador trasero. Ambos son ajustables en dureza y altura. En cuanto a ayudas de manejo y asistentes no se preocupe, cuenta con lo mejor que tiene Yamaha para ofrecer y son las mismas ayudas incluidas en la XSR900.

Evolucionando la línea de diseño

Para terminar, Yamaha MT-10 2022 también renovó su apariencia de manera profunda, pero se nota su herencia. La luz principal sigue utilizando 2 focos en lugar de 1 y conserva esa característica de separar las luces altas de las luces bajas. Esto no les gusta a algunos porque, con las luces altas apagadas, la moto se ve tuerta. Las luces diurnas se pensaron como las cejas e intentan darle una mirada agresiva, pero funcionan mejor como el marco de unas gafas.

Por lo demás es una naked hecha y derecha con el motor al aire, una apariencia mecánica y el chasis a simple vista. Como siempre, lo bueno se hace esperar y llegará a los concesionarios europeos a partir de febrero de 2022. Si es el nuevo rey de las motos hypernaked, solo el tiempo y una prueba de manejo lo dirá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here