La piratería no tiene límites. O así se pudo comprobar en Brasil, que como si se tratara de una película de acción, o tal vez de drama, se llegó a falsificar prototipos idénticos de Lamborghini y Ferrari. ¿Curioso? ¿Descaro? Esa podría ser la pregunta que se hacen miles de personas las cuales aún no creen en insólito hecho.

La historia aún no deja de darle vuelta al mundo. De hecho, todo salió a la luz pública luego de que la Policía Civil brasileña reportara un curioso hallazgo en Itajaí, un municipio al sur de Brasil. Lo que para muchos podría ser una burla, para las autoridades fue la prueba de uno de los casos de piratería más extraordinarios de los últimos años.

Y es que así podría considerarse luego de que se encontraran con un taller clandestino en donde más allá de carrocerías, habían moldes exactos, chasis, motores y sorprendentes accesorios de lujo que a simple vista parecen ser importados de Italia.

«No podían creer lo se tenía en frente al ver una gran cantidad de modelos de carrera de lujo, tales como los Ferrari y Lamborghini piratas», reportaron varios medios de comunicación de ese país, que más allá de detallar el hecho, aseguraron que lo extraordinario de este acontecimiento es que estos vehículos eran vendidos al mercado por una fracción de su costo real.

¿Lucrativo? Los carros se vendían a un tercio de su precio.

Se trataba de un negocio, según la Policía, en los que estos autos eran vendidos a una cantidad cercana al 10% de lo que representa su valor real en el mercado automotriz. Es decir, cada vehículo se vendía en entre 180.000 y 250.000 reales (47.000 a 60.000 dólares), cuando el precio de los originales varía entre 396.000 a 793.000 dólares.

Aunque parece ser una historia de no creer, lo más curioso del asunto son los centenares de compradores que ya presentaban los vehículos. De acuerdo con información oficial de las autoridades, algunos de los clientes ya presumían sus vehículos piratas en Brasil a tal punto que hay varios videos circulando en redes sociales que muestran la trascendencia del asunto.

Por ahora se no conoce la cifra exacta de vehículos se habrían comercializado. No obstante, los dueños de dicho taller ahora serán acusados de delitos contra la propiedad industrial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here