Seguramente ya está hasta la coronilla de noticias sobre el coronavirus, pero es nuestro deber informarle que esta epidemia ya llegó al mundo automotriz. La emergencia de salud pública por la que actualmente está pasando China ya está afectando a las aerolíneas y los fabricantes de tecnología como Apple, pero el día de ayer se confirmó que el coronavirus tambíen afectará a Toyota y Ford. El cese de operaciones será temporal, al menos por ahora, pero la noticia es preocupante pues entre ambos fabricantes suman un total de 15 plantas de producción y ensamblaje en territorio chino.

Un problema que puede expandirse

Un portavoz de Ford le confirmó al New York Times que sus seis plantas estarán cerradas hasta el 10 de febrero, mientras que un portavoz del fabricante japonés dijo que sus operaciones estarían quietas hasta el 9 de febrero. De entrada, parece poco tiempo y no parece ser un problema grave, pero las cosas podrían complicarse. Tanto Toyota como Ford tienen plantas de ensamblaje en China, pero, más importante aún, tienen plantas que fabrican diversos componentes usados por las demás plantas en el resto del mundo.

La Ford Transit numero 7 millones saliendo de la linea de ensamblaje JMC Xiaolon

Ford tiene cuatro ensambladoras en China (Changan Ford Chongqing 1 y 2, Changan Ford Co. y JMC Xiaolon) y dos fábricas, una de motores y una de transmisiones (ambas en la ciudad de Chongqing). Toyota, por su parte, tiene tres ensambladoras: Tianjin FAW (donde se ensamblan los Toyota Vios, Corolla, Crown y Reiz), Sichuan FAW (Coaster, Land Cruiser, Land Cruiser Prado y RAV4) y GAC Toyota (Camry, Yaris, Highlander, Camry Hybrid y Levin). Sin embargo, Toyota tiene tres fabricas de motores (Tianjin FAW Toyota, FAW Toyota Changchun, GAC Toyota), una fábrica de ejes (Tianjin Fengjin Auto Parts) y una fábrica de transmisiones (Toyota Motor Changshu).

Entonces, ¿Cuál es el problema? Simple: que el cese de operaciones en las fabricas interrumpe la cadena de suministro de la cual dependen las demás fabricas a nivel mundial. Esto puede llevar que las fábricas en otros países tengan que trabajar a menor ritmo o detener su funcionamiento a causa de la falta de suministros. Por ahora, solo nos queda esperar a que las organizaciones medicas chinas logren contener la epidemia pues, de lo contrario, el coronavirus afectará a más fabricantes que Toyota y Ford…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here