Mazda-MX-30-R-EV-rotativo
- Publicidad -

Esta es una bocanada de aire fresco más que necesaria para el primer eléctrico de Mazda. Como lo anticipamos y como la misma marca adelantó, el motor rotativo regresa oficialmente al mundo, esta vez de la mano del nuevo Mazda MX-30 R-EV. Antes de que explote en alegría recuerde que este pequeño “dorito” en el propulsor del MX-30 no mueve las ruedas, sino se encarga de proporcionar energía a las baterías.

A diferencia de Nissan y su tecnología e-Power, Mazda considera que el MX-30 R-EV y su motor rotativo son un auto híbrido, en vez de uno 100% eléctrico. Puede que su exterior sea muy similar al MX-30 eléctrico que ya conocemos, pero por debajo los cambios sos sustanciales, y no solo le hablo del propulsor Wankel que tan famoso hizo a Mazda. Sin más preámbulo, acompáñeme a ver qué ofrece este nuevo vehículo.

El MX-30 es un auto muy atractivo, pero ese negro y rojo le sienta muy bien. Eso y su autonomía mucho más acorde a los tiempos.

El poder de Felix Wankel y Nikola Tesla

Para acomodar al motor rotativo, Mazda tuvo que realizar varios cambios al tren motor y baterías del MX-30 R-EV. Para empezar está el propulsor eléctrico, que ve su potencia ascender de 141 a 167 caballos; aunque su torque disminuye ligeramente, con 260 Nm de empuje. El motor rotativo se ubica junto al propulsor eléctrico, haciendo mejor uso de la bahía del motor que se veía algo vacía, así que posiblemente el plan de Mazda era desde el inicio tener esta configuración.

En cuanto a las baterías, la cantidad de estas se ve reducida para darle espacio a un tanque de gasolina de 50 litros. Ahora la capacidad de las baterías es de 17.8 kWh, frente a los 35.5 del modelo 100% eléctrico. Con potencia eléctrica únicamente el MX-30 R-EV puede viajar 85 km, que no suena muy notable. No obstante, la gracia de este auto es su motor rotativo, y con este alimentando las baterías y el motor la autonomía asciende a unos 600 km. O dicho de otra forma, Mazda triplicó la autonomía del MX-30 con este sencillo truco.

El motor rotativo se encuentra a la derecha del eléctrico, otorgándole energía al menos por 600 km.

Si quiere datos, el pequeño motor rotativo es de apenas 830 centímetros cúbicos y desarrolla unos 74 caballos de potencia y 116 Nm de torque. Mazda espera que use el modo 100% eléctrico en el día a día para moverse en la ciudad, pero gracias a ese pequeño y rabioso dorito puede llevarse el MX-30 en viajes largos si lo desea. No puedo irme sin mencionarle los tiempos de carga, que toma hora y cuarenta minutos con corriente normal de 7.2 kW, o con carga directa DC de 36 kW unos 25 minutos nada más. 

Algunos triángulos por ahí y nada más

Estéticamente no hay muchos cambios, aunque Mazda quiso que el MX-30 R-EV rindiera tributo a su pasado rotativo. El primer detalle está en el logo, que representa el rotor del motor con una E en el medio, y la edición especial R con un tono negro y rojo que evoca al Mazda R360 Coupé, el primer modelo de la marca por allá en 1960. Ese logo “rotativo eléctrico” también aparece de forma prominente en los apoyacabezas y tapetes.

Por todo lo demás es el MX-30 que ya conocemos, con sus puertas suicidas como el RX-8 (último modelo rotativo de Mazda antes de este). Y sí, la consola central en corcho vive, así que no se preocupe. El modelo se ofrecerá inicialmente en Europa, con valores que van desde los 36 mil a 45 mil euros. Es incierto si el MX-30 R-EV llegará al continente americano, pero considerando que EE.UU. es uno de los mercados centrales de Mazda, es cuestión de tiempo para que aparezca allí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí