Ferrari 296 GTB

Ferrari nos tomó totalmente por sorpresa al presentarnos al nuevo 296 GTB. De verdad, una sorpresa en todo el sentido de la palabra, ya que primero, este modelo lo esperábamos hasta el 2022 y segundo, porque trae una nueva mecánica totalmente inédita. En lo que sí acertamos es en que se trata del reemplazo del F8 Tributo y ahora es el nuevo deportivo de motor central a vencer. Por cierto, es un híbrido enchufable, así que si le interesa traer uno a Colombia recuerde que no tendría pico y placa en Bogotá y Medellín.

La sorpresa del V6

Cuando nuestros espías se toparon con el prototipo camuflado del Ferrari 296 GTB, ya sabíamos que se trataba de un deportivo con motor V6 híbrido. Pensábamos que iban a reusar alguno de los motores de su catálogo y no estábamos tan equivocados, solo que decidieron inspirarse en autos como el 156 F1 de 1961 y el 126 CK de 1981. Se trata de un motor V6 a 120° de 2,9 litros con turbos paralelos instalados justo encima, dentro de la V. Solo el motor a combustión puede generar 663 HP y 740 Nm de torque, el V6 de producción para calle más potente hasta la fecha. Al trabajar de la mano con el motor eléctrico MGU-K la potencia llega a una punta de 830 HP y 1.055 Nm de torque.

Todos los elementos de esta mecánica están instalados en serie para centrar el peso lo más posible. El motor térmico tiene al motor eléctrico unido justo detrás del cigüeñal y están conectados a través de un embrague. Detrás del motor eléctrico está la caja de cambios DSG de 8 velocidades que envía la potencia a las ruedas traseras. Esta disposición permite que el 296 GTB pueda moverse solo con el motor eléctrico y la batería de 7,45 kWh le da una autonomía de 25 km. Toda esta parafernalia mecánica le permite llegar a 100 km/h en sólo 2.9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h. Solo un detalle, hizo la vuelta a la pista de Fiorano en 1 minuto y 21 segundos, 2 segundos más lento que el SF90 Stradale.

Una dinámica diferente

Que no lo desmotive el tiempo de vuelta en pista, porque su objetivo no es ser más rápido. Ferrari pensó al 296 GTB para que fuera divertido de conducir y no para que alcanzara el máximo rendimiento en un circuito. Aun así, si desea rebajar esos 2 segundos a como dé lugar siempre está la versión Fiorano Assetto o puede esperar las versiones Pista. El 296 GTB está más pensado para un uso diario y entretenido sin olvidar la deportividad, por eso cuenta con los modos de manejo eDrive, Hybrid, Performance y Qualify. La distancia entre ejes es 50 mm más corta que la de su antecesor, al igual que es 100 kilos más ligero. Con todo esto se busca lograr esa sensación de ir en un go-kart y la relación peso potencia de 1,77 kg/HP ayuda mucho a lograrlo.

En cuanto al diseño, el Ferrari 296 GTB marca una nueva tendencia estética para la marca del cavallino rampante. Esta apariencia es un poco más sobria que la del SF90 Stradale o el F8 Tributo. De hecho, ya no tiene la forma de carrocería fastback, sino que el vidrio trasero se acaba a la mitad de la cola y deja una parte trasera más plana. Esta forma recuerda un poco al 250 LM al mirarlo de costado. Las luces son más simples en sus formas generales y la luz diurna, que se integran perfectamente con las entradas y salidas de aire. Si entrecierra un poco los ojos puede ver que se parece un poco al Ford GT, sobre todo en el área de la cabina. El tema del diseño está abierto a debate, pero no se puede negar que se trata del Ferrari más innovador hasta la fecha.

Ferrari 296 GTB
El interior es totalmente nuevo sin partes heredadas, pero es totalmente reconocible como un Ferrari.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here