G-Power BMW M8 800HP

Es poco probable que alguien pise a fondo el acelerador de un BMW M8 y piense que sus 625 caballos de potencia son insuficientes. Sin embargo, el mundo del tuning de alto rendimiento está lleno de locos y eso es precisamente lo que pensó un preparador alemán. Hablamos de G-Power, un taller bávaro, que promete sacarle al BMW M8 hasta 800HP gracias a su catalogo de modificaciones. Sí, leyó bien, casi el doble de la potencia de un M2 Competition y lo mejor: es perfectamente legal para las calles.

Desde Autenzell con amor

G-Power es un nombre que no necesita presentación para los conocedores del tuning europeo de alto nivel. Fundado en 1983, este taller lleva años dándole todavía más potencia a los modelos más potentes de BMW. En 2010, por ejemplo, le pusieron dos turbos a un BMW M5 para lograr 888 caballos, permitiéndole alcanzar los 372 km/h. Ya que el motor S63B44T4 del M8 viene turbo de fábrica, G-Power no necesitó modificaciones muy invasivas para mejorar su potencia, pero eso no quiere decir que el menú se limite a simples retoques a la computadora.

El preparador alemán ofrecerá tres niveles de modificación dependiendo del presupuesto y la locura del cliente. El primero, como es costumbre, es un simple retoque a la computadora, pero suficiente para llevar el motor V8 de 4,4 litros hasta los 720 HP y 627 libras-pie de torque. Para los que quieren un poco más, el siguiente nivel agrega nuevas bajantes de escape y convertidores catalíticos de alto flujo para producir 770 HP y 686 libras-pie. Finalmente, la versión más potente de G-Power lleva al BMW M8 hasta los 800HP y 727 libras-pie cortesía de un sistema de escape en titanio y turbos con ruedas compresoras de mayor tamaño.

Lo potente no quita lo lujoso

El resto del apartado mecánico no presenta cambios pues, en realidad, no los necesita. La transmisión ZF8HP76 de 8 cambios, por ejemplo, no necesitó modificaciones puesto que está diseñada para soportar un máximo de 1.000 newton-metros de torque. La tracción, como en el M8 “normal” irá a las cuatro ruedas gracias a un sistema xDrive. Cabe destacar también que algo que siempre ha destacado a G-Power es que, a diferencia de preparadores como Gemballa, no les gusta pasarse de extrovertidos con el exterior o el interior de sus vehículos. Tanto el interior como el exterior permanecen inalterados, salvo unos rines Hurricane RR de 21 pulgadas.

G-Power todavía no ha anunciado cifras, ni de precio ni de rendimiento, pero seguro mejorarán el ya increíble tiempo de 3,2 segundos que necesita un M8 Competition para llegar de 0-100. Y, considerando que no se trata de modificaciones tan invasivas al motor, es probable que el precio sea menor de lo que uno creería. Además, con lo exigente que es la normativa alemana en lo que a tuning se refiere, es de esperar que las modificaciones de G-Power sean perfectamente legales para la calle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here