Giocattolo Marcella W16

Hoy en otra entrega de «Autos que nadie necesitaba, pero ahora todos queremos«, le traemos al Giocattolo Marcella: el primer Hiper-Rod de la historia y equipado con un motor W16 de 1.400 HP. ¿Hiper-Rod? Sí, el Marcella es la combinación entre el desempeño de un hiperauto y el espíritu de un Hot Rod; de ahí el nombre. No se deje engañar por el nombre italiano, este juguete es de origen australiano al igual que su autor, Paul Halstead. Aunque bien podría confundirse con un exótico italiano pues tiene un chasis de fibra de carbono y una distancia entre ejes idéntica a la del Lamborghini Aventador.

Una mezcolanza de estilos

El reto que se propuso el señor Halstead es casi tan grande como su pasión por los autos potentes. Y es que el Giocattolo Marcella es un proyecto tan excéntrico que fue necesario registrar legalmente el término Hiper-Rod para poder describirlo. Hablamos de un auto de 3 asientos, sin techo ni puertas, con el estilo de los Hot Rods estadounidenses y cifras al nivel de Pagani o Bugatti. Básicamente, Halstead puso en una licuadora todo lo que le gusta de los autos y salió el Marcella.

Para lograr su proposito cuenta con la ayuda del ingeniero Barry Lock, quien trabajó en el desarrollo del McLaren F1. Incluso, el mismo Paul Halstead tiene experiencia en el campo pues construyó el Giocattolo Group B a mediados de los 80. En ese entonces, usó un Alfa Romeo Sprint como base y le puso un motor V8 en el centro. La idea es que este proyecto llegue a otro nivel usando menos peso y mucha, MUCHA, más potencia.

Nombre italiano, corazón americano

El Giocattolo Marcella usará nada menos que un motor W16, una configuración similar a la usada en el Bugatti Veyron. Este motor es básicamente 2 motores Chevrolet LS7 de 7 litros, cada uno con su cigüeñal, y producirá 1.400 caballos de potencia sin sobrealimentación. Una caja de transferencia recibirá la potencia de ambos cigüeñales para y después una caja de cambios secuencial de 6 velocidades aplicará toda esta potencia al piso. También se proyecta el uso de mordazas de freno de 6 pistones usadas en competición. Las ruedas serán de 20 pulgadas al frente y 21″ atrás.

En terminos de diseño, el Giocattolo Marcella pretende hacerle honor al nuevo concepto de Hiper-Rod y mezcla ADN norteamericano con proporciones europeas. La disposición de los asientos es igual a la del McLaren F1 y las proporciones se parecen a las del Lamborghini Aventador J; sin techo y con una altura similar. De la cultura Hot Rod hereda cosas como la postura y algunos guiños del pasado. Algunos bocetos incluso muestran en la parte trasera dos aletas inspiradas en el Cadillac El Dorado de 1959.

El motor del Marcella ya está listo y Halstead espera poder presentar el producto terminado para el Concours D’elegance de Pebble Beach en 2022. La razón es que, pese a su origen australiano, el mercado donde un juguete así tiene más sentido es en Estados Unidos. De hecho, fue en este país donde se registró el Hyper-Rod, para su fabricación, comercialización y homologación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here