Parecen imágenes sacadas de una ficción postapocalíptica como Mad Max o Fallout, pero no. Están viendo fotografías reales de un tren que se descarriló hace pocos días en Nevada, causando la pérdida de un lote de vehículos nuevos entre ellos múltiples unidades del Jeep Gladiator, varios Jeep Wrangler, Chevrolet Silverado e incluso un GMC Sierra. ¿Terrible? Mucho, pero podría haber sido peor.

El tren de treinta y tres vagones operado por la compañía Union Pacific se descarriló por causas desconocidas a las nueve de la mañana el pasado jueves cerca a la población de Caliente, a treinta millas de la frontera con el estado de Utah. La magnitud del accidente fue tal que Kerry Lee, sheriff del condado de Lincoln, reportó que la carretera cercana al accidente estará cerrada por diez días para poder despejar el paso.

Los Jeep Wrangler y demás vehículos cero kilómetros recibieron buena parte de la violencia del impacto, saliéndose de sus vagones, chocando con piezas del mismísimo tren y quedando regados por el suelo como si fueran juguetes. Algunos parecen tener arreglo, pero otros parecen haber quedado completamente destruidos.|

Afortunadamente, el accidente no tuvo víctimas fatales, pero esta no es la única buena noticia: ¡a dos vagones de distancia de la sección que se descarriló, el tren cargaba un tanque lleno de desechos peligrosos!

Union Pacific está investigando el asunto y reportará sus hallazgos a la Administración Ferroviaria Federal, pero se ha negado a darle más información a la prensa. Las fotos que hay sobre el suceso fueron en su mayoría tomadas por la oficina del sheriff del condado de Lincoln. Ya sabiendo que no hubo más que lamentar y haciendo a un lado lo lamentable que sea ver estos bellos todoterrenos destrozados, ¿no son increíbles estas fotos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here