Lamborghini Huracán Follow-me
- Publicidad -

El ajetreo en los aeropuertos a veces puede ser muy intenso, tanto que todo el mundo está corriendo contra el reloj. Esto parece ser un problema especialmente serio en el aeropuerto de Bolonia, Italia. La solución que encontraron es adaptar un Lamborghini Huracán EVO como auto Follow-me. Estos autos cumplen la tarea de guiar a los aviones por las pistas y calles de acceso de la terminal. A decir verdad, no sabemos por qué necesita este aeropuerto un Huracán EVO así cuando solo tiene una pista de 2,8 km. Sin embargo, no vamos a discutir para qué es bueno un superauto o no, cuando en realidad son buenos para todo.

La función real del Lamborghini Huracán EVO Follow-me es intervenir en situaciones especiales como accidentes en pista, en caso de mal clima y cuando un avión inusual llega al aeropuerto. Y, por supuesto, para presumir cuando algún invitado importante llega. Sin duda es una buena forma de causar una buena impresión desde el principio. Más aún si tenemos en cuenta que este es el aeropuerto más cercano a Sant’Agata Bolognese, la cuna de Lamborghini, así que hay que causar buena impresión.

Más rápido que un avión despegando

La razón por la que se está usando un Lamborghini Huracán EVO como vehículo Follow-me es por el acuerdo que tiene Automobili Lamborghini con el aeropuerto Guglielmo Marconi de Bolonia. Dicho acuerdo estipula la entrega de uno de estos superdeportivos para que cumpla con esta tarea. Esta es la séptima vez que se renueva el acuerdo y no es la primera vez que se usa un Huracán. En todos los casos está equipado con luces de emergencia y una radio conectada a la torre de control.

Lo curioso del caso es que este tipo de vehículos no supera los 30 km/h en su operación rutinaria. Esto hace que su poderoso motor V10 de 5,2 litros y 640 HP esté más que sobrado para la tarea. Si el aeropuerto quisiera, podría guiar al avión en todo el trayecto de despegue y aterrizaje, pues la velocidad máxima del Huracán es de 325 km/h. En promedio, los aviones despegan a unos 290 km/h, así que es pan comido para el deportivo italiano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here