A los fabricantes alemanes les encanta sacar mil modelos diferentes para cubrir cada nicho imaginable del mercado. Al parecer, esto también les encanta a sus clientes pues se fabricaron más de un millón de unidades de la primera generación del Mercedes-Benz GLA. Motivado por este éxito, el fabricante de Stuttgart se puso manos a la obra con un sucesor y este es el resultado. El nuevo GLA es un crossover que promete ser más espacioso, más capaz fuera del asfalto y estar mejor equipado que nunca. ¡Ah, y más rápido porque habrá una versión AMG!

Hay cambios por fuera, por dentro…

Arranquemos por el exterior donde se destaca la adición de la nueva cara de Mercedes-Benz en el frontal. El GLA trae ahora rines de 20”, es diez centímetros más alto y un centímetro y medio más corto para dar una apariencia más robusta. La carrocería tiene menos contornos, pero son más acentuados para dar la impresión de modernidad y deportividad recatada. Y es que eso es precisamente la idea que guio el diseño exterior e interior del GLA. Los cambios a la carrocería permiten mayor espacio para los ocupantes y el sistema de entretenimiento y navegación MBUX estará a su servicio solo con que digan “Hey Mercedes”.

Otra novedad es el remplazo del tablero de instrumentos por una pantalla digital para el conductor y otra para los demás controles. Estas pantallas pueden ser ambas de 7”, una de 7” y otra de 10” o ambas de 10”, dependiendo del gusto del cliente. El nuevo Mercedes-Benz GLA también incorpora juguetes del GLB como asientos con función de masaje que se pueden sincronizar con un smartwatch para responder a los ciclos de sueño y niveles de estrés del usuario. Complementando el apartado tecnológico encontramos una renovada suite de asistencia al conductor que incluye asistencia automática de frenado y hasta un sistema que ajusta la velocidad automáticamente para curvas o obstáculos de acuerdo al sistema de navegación.

…y también por debajo.

Pasando ahora al apartado mecánico, el GLA recibe un diseño de suspensión renovado adelante y atrás. Adelante, una configuración MacPherson con componentes en aluminio reduce el peso y mejora el agarre en cualquier terreno mientras que, atrás, la suspensión multibrazo está más enfocada en la comodidad para los pasajeros. La transmisión variará dependiendo de la versión escogida, pero todas son semiautomáticas de doble clutch. El GLA 200 vendrá con una caja de 7 cambios y tracción sencilla con la opción de tracción 4MATIC. Y eso suena bien, pero esper a ver lo que trae la versión GLA 35 AMG.

Los científicos locos de AMG equiparon el GLA con una caja de ocho velocidades y un sistema 4MATIC rediseñado que transmiten 306 caballos de potencia. Si bien los 163HP del motor 1.300cc turbo de la versión GLA 200 no son nada desdeñables, la versión AMG del nuevo Mercedes-Benz GLA transforma este crossover compacto en un animal capaz de acelerar de 0-100 km/h en 5,1 segundos y alcanzar 250 km/h. Con todo esto, la nueva generación del SUV de entrada de Mercedes-Benz promete afianzarse en el mercado a punta de tecnología, diseño y rendimiento. Se espera que las primeras unidades lleguen a sus clientes en Europa a principios de 2020 y, semanas después, en el resto del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here