Lykan HyperSport Rápidos Furiosos

La gran mayoría de entusiastas automotrices han visto la séptima entrega de Rápidos y Furiosos. Fue precisamente la película inmediatamente después de la muerte de Paul Walker y, por ende, la más taquillera de la franquicia. Recordará la escena donde Dominc Toretto junto a Brian O’Conner saltan entre edificios en Dubái a bordo de un W Motors Lykan HyperSport, usted sabe, de esas escenas de Rápidos y Furiosos que generan polémica. Bueno, no necesariamente todo el sketch fue hecho a computadora, y uno de los 10 ejemplares, el único que queda, construidos para la filmación será subastado. 

Modelos exclusivos de Hollywood

Para la realización de la película y las acrobacias que se necesitaban el fabricante W Motors construyó 10 ejemplares del hiperdeportivo. Solo uno de esos sobrevive, sin embargo, no está libre de las secuelas sufridas en la filmación. Pues si se fija bien notará que el modelo tiene abolladuras y le faltan piezas, tanto por dentro como por fuera, y sin saber el estado del motor. Hablando de eso, recordemos que le da vida un propulsor de seis cilindros bóxer biturbo de 3,7 litros, desarrollado por Ruf, especialista en productos de Porsche. El cual extrajo del motor unos 780 HP y 960 Nm de torque.

El ejemplar es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en solo 2.8 segundos, así como alcanzar una velocidad máxima de 335 km/h. El Lykan Hypersport fue lanzado en 2013 con una etiqueta alucinante que llegaba hasta los 3,4 millones de dólares estadounidenses. Bueno no era para menos, solo se construyeron 7. Es gracioso que para la película se hicieran más unidades que para la venta en general. Sin embargo, los modelos exclusivos de Hollywood no se pueden conducir en la calle. Pero estoy seguro de que a muchos les gustará tener el Lykan HyperSport de Rápidos y Furiosos 7 como decoración en el garaje.

Como una obra digital

El ganador de la subasta recibirá tanto el bólido real como su token no fungible (NFT), que es básicamente, la representación en digital, única e irrepetible, del hiperdeportivo. Una situación que no se había presentado hasta el momento en la industria. El modelo será subastado por RubiX y se permitirán pujas iniciales entre el 6 y 10 de mayo con una base inicial de 100.000 dólares estadounidenses. La subasta final será el 11 de mayo y se aceptarán criptomonedas como forma de pago. Para los que no nos alcanza, podemos ir comprando las entradas para la novena entrega de la saga, por lo menos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here