La carrera llegó anoche a su recta final, ya cayó la bandera a cuadros y tenemos un ganador: Parasite, con cuatro Oscar. En segundo lugar, 1917 con tres estatuillas y, completando el podio, el amor de nuestros amores: Ford vs Ferrari con dos Oscar. Tal como nadie daba un peso por los Ford GT40 en Le Mans, pocos le apostaban a que esta película familiar y de temática automotriz fuera a llegar lejos en la carrera por los máximos galardones de la industria cinematográfica. Pero bueno, no en vano la llamaron en español: Contra lo imposible.

Duelo de titanes

El resultado, anunciado en la ceremonia de anoche, sorprendió a más de uno pues la competencia este año estuvo dura. Ford vs Ferrari tuvo cuatro nominaciones, pero estaba enfrentada a películas de la talla de Joker, The Irishman, JoJo Rabbit, 1917 y la fenomenal Parasite. Todo un duelo de titanes, como Le Mans en el ’66. Su total de dos Oscar la colocan en un triple empate con nada menos que Joker y Once Upon a Time in Hollywood. Primero llegó la estatuilla a Mejor edición de sonido, gracias al esfuerzo de Donald Sylvester, Paul Massey, David Giammarco y Steven A. Morrow. Y es que no me canso de decirlo: los V8 de Ford y los V12 de Ferrari en la película suenan tan bien que le ponen a uno la piel chinita.

Contra Lo Imposible | Trailer

El nuevo trailer de la pelicula de Ford vs. Ferrari nos hace querer que sea 15 noviembre ya!

Posted by Fuel Car Magazine on Monday, June 3, 2019

Después llegó el Oscar a Mejor montaje, categoría en la que se impuso incluso sobre Parasite gracias al talento de Michael McCusker y Andrew Buckland. Todos sabíamos que Mejor película ya era pedir demasiado, pero nos quedaba la esperanza de que Ford vs Ferrari lograra un tercer Oscar. Lástima, Mejor mezcla de sonido fue para 1917. Total: dos Oscar. Y aunque todos quedamos con ganas de más, algunos extrañándonos de que Christian Bale no fuese siquiera nominado por su excelente interpretación de Ken Miles, es un tercer puesto que sabe a gloria.

Ninguna película sobre carros había triunfado en los premios de la Academia desde que Grand Prix ganó tres Oscar en 1967. Sí, Ford vs Ferrari se quedó cortica frente a Grand Prix, pero no es nada que lamentar. Muy por el contrario, tenemos mucho que celebrar quienes amamos ver las grandes historias del automovilismo llevadas a la pantalla grande. Dos premios Oscar ante semejante competencia deben ser más que suficientes para motivar a las grandes productoras a hacer más películas así.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here