McDonald's Supra Comercial Drift

Acción, emoción, humor, dos carros de drift con 1500 caballos de potencia, papas, gaseosa y un juguete. ¿Qué más se le puede pedir a la vida? No mucho, fue lo que pensé después de ver esta maravilla audiovisual. Titulado “Drift Twins”, este comercial es una colaboración entre Toyota y McDonald’s para promocionar la cajita feliz, (“Happy Set” en Japón), que traerá un coqueto Supra de juguete. Y lo mejor del comercial es que contiene más de lo que salta a la vista empezando por los pilotos y sus maquinas…

Dos campeones y dos monstruos en combo agrandado

El comercial empieza mostrando dos amigos saludándose frente a sus carros. Hasta ahí, normal, excepto que estos amigos no son nadie menos que Daigo Saito y Nobuteru “Nob” Taniguchi: leyendas del automovilismo japones. Saito es la única persona en ganar ambos el campeonato japonés y el estadounidense de drifting. Taniguchi, por su parte, es un prodigio del volante: el primer campeón del campeonato D1GP japonés, triple campeón del campeonato SuperGT en la categoría GT300 y presentador del icónico programa Hot Version. Despues de saludarse, a Saito le entra el hambre y aquí es cuando las cosas se ponen interesantes…

Ambos se montan en sus Toyota Supra, van a su McDonald’s más cercano, pide cada uno su Happy Set y el comercial se pone bueno. “Ready, set, GO!”, dice la chica del restaurante y ambos arrancan a toda máquina. Y, hablando de máquinas, estos Supra son una locura total. Están modificados para derrapar a un nivel de élite y son propulsados por el legendario motor 2JZ del Supra MkIV. Según cifras oficiales, el juguete de Saito produce 800 caballos de potencia mientras que el de Taniguchi apenas 700.

Con papas, gaseosa, ¡y el juguete!

Como puede apreciar en el comercial, ambos Supra convierten esa ida a McDonald’s en todo un espectáculo de drift. Los potentes motores turbo convierten fácilmente sus llantas en humo y las expertas manos de Saito y Taniguchi dominan estas bestias a la perfección. Hacen acrobacias alrededor de una hamburguesa gigante, comen papas mientras hacen trompos y finalmente hacen un tándem drift que dibuja la M de McDonald’s en humo de llanta. Terminado el show, van por su premio:

McDonald's Supra Comercial Drift
Tengo 27 años, pero quiero una Cajita Feliz. ¿Y qué?

¡Un Toyota Supra rojo a escala fabricado por Tomica! ¿Ve? ¡Le dije que este comercial lo tenía todo! La mala noticia es que esta promoción solo es válida, por ahora, en Japón, pero este comercial ya tiene a grandes y chicos en todo el mundo pidiendo un Supra en su Cajita Feliz. No sobraría ir a exigirlo en las redes sociales del restaurante, ¿no cree? Y si quedó con hambre de más, no puedo ofrecerle hamburguesas, pero sí otro magnifico comercial japonés con un uniciclos, una boda y ¡más drifting!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here