Porsche accidente cuarentena

Una de las cosas que más extraño estando en cuarentena es manejar, sobre todo viendo por la ventana lo vacías que están las calles. Pero la ley es clara y el sentido común lo es todavía más: no salga de su casa a menos que sea estrictamente necesario. Mucho menos lo haga para andar con exceso de velocidad y arriesgarse a darle más trabajo del necesario al sistema de salud. Y mucho menos se le ocurra hacer lo que hizo este conductor: salir drogado en su Porsche para causar más de un accidente durante la cuarentena en Nueva York.

Así fue el accidente:

En horas de la mañana de hoy, las redes sociales se encendieron con fotos y videos de un exótico superauto causando estragos por las calles de Nueva York. Se trataba de un Gemballa Mirage GT, una versión del Porsche Carrera GT modificada por la compañía alemana Gemballa. Sí, ese mismo Carrera GT que Walter Röhrl consideraba tan difícil de manejar. Y sí, la misma compañía fundada por Uwe Gemballa, quien fue asesinado en 2010 por andar metido con la mafia. Con 670 caballos de potencia y 464 lb-ft de torque, estamos hablando de más que suficiente poder para causar problemas en las manos equivocadas.

El vehículo impactó primero a un coche estacionado y emprendió la huida, pero el dueño no pudo controlarlo. Uno, porque ya había destrozado completamente el costado derecho del vehículo y, dos, porque el hombre de 33 años estaba conduciendo bajo los efectos de substancias psicoactivas según confirmó después la policía. Tras volarse un semáforo en rojo, el conductor impactó otros cuatro vehículos antes de quedar completamente inmóvil. Afortunadamente nadie salió herido, pero es seguro asumir que el carro quedó en perdida total.

El idiota de la semana

Una vez detenido, el vehículo fue rodeado por policías y el conductor fue arrestado. La policía no confirmó su identidad: solo su sexo, su edad, que estaba drogado y que efectivamente se trataba del dueño del vehículo. Pero bueno, no es difícil identificar un carro del cual solo existen 25 unidades, sobre todo cuando tiene una placa personalizada. En cuestión de minutos, internet ya tenía el nombre del culpable. Una rechifla para el ganador del premio Fuel al idiota de la semana: Benjamin Chen, mejor conocido como @BC, por su actuación al destruir un Porsche por accidente en plena cuarentena.

En Fuel somos perfectamente conscientes de que no hay que hacer famosa a la gente estúpida, pero vale la pena mencionar estos casos extremos para crear consciencia sobre la importancia de no hacer estupideces en periodo de cuarentena. Más aún en la ciudad más golpeada por la pandemia en todo el mundo y que solo ayer registró 731 muertos. Por ahora, solo queda agradecer que el incidente no dejó victimas y que la policía va a procesar a Chen por los cargos de conducción temeraria y conducir bajo el efecto de drogas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here