Porsche termina en un segundo piso

¿Ha visto esas advertencias en los juegos o las películas que dicen “No intente esto en casa”? Uno nunca piensa que esas advertencias sean necesarias, que la gente no es tan idiota, pero luego se encuentra con noticias como esta. O como esta. El domingo, en la población de Toms River en Nueva Jersey, un Porsche Boxster rojo (2010) estuvo involucrado en un accidente de transito que dejó al deportivo alemán empotrado en el segundo piso de un edificio. Y aunque el resultado es difícil de creer, la causa no lo es tanto: exceso de velocidad y falta de responsabilidad…

©Ed Murray | NJ Advance Media for NJ.com
©Ed Murray | NJ Advance Media for NJ.com

Una noche loca

El accidente, que parece algo sacado de una acrobacia fallida en Forza Horizon 4, es un trágico recordatorio de lo mal que pueden salir las cosas cuando nos ponemos a hacer lo que no debemos en las calles. Al volante del Porsche iba Braden DeMartin, un joven de 22 años, acompañado por su amigo Daniel Foley. Ambos ocupantes fallecieron en el momento del accidente, pero afortunadamente el segundo piso del edificio de oficinas estaba vacío así que no hubo más victimas. Según el testimonio de Kristen Aguiar, la novia de DeMartin, esta trágica historia se remonta a la noche antes del accidente.

Aguiar relata que DeMartin y Foley habían salido la noche del sábado a jugar billar. Probablemente había salido a loquear, él y yo lo hacíamos muy seguido”, agregó en su testimonio. Es más, DeMartin había quedado en recogerla, pero él dejó de contestar sus mensajes de texto pasada la media noche y ella se quedó dormida. En palabras de Aguiar; “se supone que iba a ser yo en ese carro, me la pasé esperando a que me escribiera”. No sé sabe más de las andanzas de DeMartin y Foley entre esa hora y las 6:34 a.m. del domingo, hora en la que ser reportó el accidente.

Una mañana trágica

El resto de la historia lo cuenta ya el reporte policial de Jillian Messina, portavoz del departamento de policía de Toms River. El Porsche se dirigía a alta velocidad en dirección norte por la avenida Hooper cuando DeMartin perdió el control del vehículo. La carretera de dos carriles en cada sentido se divide por un separador de pasto que el Porsche cruzó, invadiendo los carriles contrarios y chocando contra un terraplén del otro lado que lo hizo despegar y aterrizar contra el segundo piso del edificio de una inmobiliaria.

©Ed Murray | NJ Advance Media for NJ.com
©Ed Murray | NJ Advance Media for NJ.com

El incidente sigue bajo investigación y no se ha confirmado si se presentó alguna falla mecánica o si DeMartin estaba bajo los efectos del alcohol. Lo cierto es que de la salida a loquear de DeMartin y Foley no quedó sino un deportivo alemán destrozado y un enorme vacío para sus familiares y amigos. Bueno, eso y una muestra bastante gráfica de lo que sucede cuando creemos que tenemos más talento del que tenemos y hacemos nuestras locuras en los espacios incorrectos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here