Hace algunos días un concesionario de Subaru sacudió al mundo con una versión especial de la Forester presentada en el salón del automóvil de Singapur. Y no fue por su potencia o su equipamiento, no, fue por su nombre. Forester Ultimate Customised Kit Special: en letras enormes y con las iniciales en mayúscula. Sí, el Subaru FUCKS, ríase con toda confianza. Este peculiar incidente nos puso a pensar en otros carros bautizados con nombres desafortunados que inspiran más risa que confianza. Con ustedes, el Ranking Fuel con los cinco peores nombres de carros.

#5 – AMC Gremlin

Uno de los peores temores que podía tener un piloto de la Royal Air Force en la segunda guerra mundial no era un Messerschmitt BF109. Era un Gremlin. No el compacto fabricado por la American Motor Company entre 1970 y 1978, sino una criatura fantástica que tenía fama de sabotear y destruir aviones solo por diversión. Roald Dahl, un escritor británico, fue piloto de la RAF y popularizó estos monstruos con su novela infantil Los Gremlins (1942) que después se convertiría en una película de Disney. Personalmente, a la hora de comprar carro, prefiero algo que no me haga pensar en criaturas que dañan maquinaria…

#4 – Nissan Moco

Lo peor no es que Nissan haya decidido vender un kei car llamado “Moco”, ni que lo hayan ofrecido en color verde. Lo peor es que lo ofrecieron en un color verde que no parece pertenecer a un garaje, sino al pañuelo facial de un gripiento. Fabricado por Suzuki y conocido también como el MR Wagon, Nissan le puso su emblema y este peculiar nombre a este kei car entre 2001 y 2016. Irónicamente, la versión de Nissan vendió más que la de Suzuki, así que bien podría decirse que el Moco pegó…

#3 – Mitsubishi Pajero

El Mitsubishi Montero es una leyenda: más de 30 años en producción, casi dos millones de unidades fabricadas, uno de los vehículos más ganadores en el Rally Dakar. Y, de no ser porque le cambiaron el nombre para los mercados hispanohablantes, pensaríamos que todo lo anterior es pura paja. Porque originalmente el famoso todoterreno de Mitsubishi se llamaba Pajero, en honor al Leopardus pajeros o gato de la pampa. Existió el Pajero Mini, el Pajero Evolution, el Pajero Pinin y un crossover llamado Pajero Sport; todos Mitsubishi, ninguno relacionado con la masturbación.

#2 – Lancia Marica

Sí, este esbelto y estilizado purasangre italiano es un Marica. Y no es que su orientación sexual tenga algo de malo, para nada, sino que uno esperaría un nombre más acorde a su elegante estampa. Presentado en el salón del automóvil de Turín de 1969, el Marica fue diseñado para Lancia por Ghia. Más específicamente, por Tom Tjaarda, el mismo diseñador del Ferrari 365 California y el DeTomaso Pantera. Basado en la plataforma del Lancia Flaminia, el Marica llevaba un motor V6 de 2,8 litros, y solo se produjo una unidad.

#1 – Mazda Laputa Turbo

No basta Laputa cualquiera, no, para máxima satisfacción uno necesita Laputa Turbo. Porque todo es mejor con un turbo. Equipado con el motor K6A de 657cc del Suzuki Cappuccino, este kei car es un diseño original de Suzuki que fue comercializado también por Mazda exclusivamente para el mercado japonés entre 1999 y 2006. Por suerte, y al igual que el Nissan Moco, nunca llegó a mercados de habla hispana. ¿Se imagina llevar a la mamá para una cita médica en Laputa Turbo? Definitivamente el campeón de los peores nombres de carros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here