BMW M2 Competition

BMW desde sus inicios se ha caracterizado por ser una marca de vehículos deportivos y sangre para las pistas. La línea de vehículos “M” dio sus inicios con el BMW M3 E30 hacía a finales de los 80, comenzando todo un linaje de carros divertidos y lujosos; siendo estos multipropósito, tanto para ir a hacer mercado como para correr en pista. Para este 2020 BMW presenta en Colombia el BMW M2 en su versión Competition; un Sedán Compacto que aún conserva muchas cosas de esos “Beemes” de antaño

Para conocer un BMW M2 Competition, no es necesario hacer kilómetros sin sentido; es posible hacer un recorrido de pocos kilómetros y sacarle provecho a sus aptitudes. Las diferencias con el M2 convencional son notables en su estética pero más contundentemente en el motor; el cual es mucho más potente y radical en su comportamiento.

Estética de dos generaciones

Si bien mantiene la misma carrocería que se ve en el Serie 2; solo basta con echarle una segunda mirada para darse cuenta que no es un simple 240i; el BMW M2 Competition se caracteriza por tener unos pasos de rueda ensanchados, muy parecidos a los que tenía el M3 E30; con unos rines en el interior de 19 pulgadas de varios radios y unos discos de freno perforados con mordazas azules de 6 pistones adelante y 4 atrás.

En la parte frontal las riñoneras unidas, en tono negro y un bumper mucho más agresivo, con entradas de aire totalmente funcionales, denotan ese linaje “M”, además de un capó con líneas más aerodinámicas. Lateralmente los espejos de dos puntas y el aplique lateral en el guardabarro, son detalles sutiles y diferenciadores de este deportivo; en la parte trasera, un lip sobre el baúl, un bumper mucho más musculado y las salidas dobles de escape tiradas hacia el centro del carro; dan cuenta que nos encontramos ante un M2 Competition.

BMW M2 Competition
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

El motor de 6 cilindros se resiste a morir

El sonido del motor de los BMW es algo que se reconoce a la distancia y es gracias a tener un bloque con 6 cilindros en línea. A pesar de que la línea M comenzó con un motor de 4 cilindros en el M3 E30, posteriormente se impusieron los 6 cilindros; hasta la llegada de los V8 y V10 a finales de la década del 2000 (llamativos pero no dieron la talla en eficiencia). Es por eso que los motores de 6 cilindros volvieron al ruedo, acompañados del sistema “TwinPower Turbo” de BMW con un bloque de 3.0 litros Biturbo y 6 cilindros en línea, que produce 410 Hp y un torque de 550 Nm entre las 2.350 y 5.230 rpm; esto acoplado a una transmisión con doble embrague, 7 velocidades y tracción trasera; todo este conjunto para mover una masa de tan solo 1.5 Toneladas.

La suspensión claramente esta dada hacia la deportividad, ofreciendo firmeza hacia el asfalto y haciendo que a altas velocidades el centro de gravedad disminuye con el paso del aire por encima de la carrocería. Los frenos son de discos perforados y ventilados bastante capaces de detener el M2 Competition en un corto recorrido.

BMW M2 Competition
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

A lo que vinimos vamos, a probar el M2 Competition

Aunque la prueba no fue más allá de las calles de Bogotá, en trancón, detrás de un SITP (no todo el tiempo fue así); fue posible evidenciar el poderío, la brusquedad y la reacción de éste M2 Competition al pisar el acelerador. Realmente es un carro que lo pega a uno a la silla, dejándolo sin palabras, con solamente la capacidad de reaccionar donde algo se llegase a atravesar. La contundencia de la respuesta del turbo, combinado con una transmisión rápida y un torque a bajas revoluciones, hace que incluso a una velocidad de 60 km/h sea divertido, incluso para pasar un “Rappitendero” en bicicleta panadera, sea toda una anécdota.

En Bogotá la suspensión es … es un suplicio realmente no por defectos de la suspensión, sino por el mal mantenimiento que hay en las vías; al ser tan cercano al piso y tener un ajuste rígido, todo lo del asfalto se transmite a la cabina; para rematar eso, coger un hueco es todo un pecado, al tener llantas perfil 35; si no quiere quedar pinchado, es mejor andar despacio y con cuidado, pensando en las llantas, los rines, la suspensión y sus riñones. Ya en un manejo deportivo, en una carretera bien asfaltada, la estabilidad y el comportamiento dinámico es una cosa de locos! El BMW M2 Competition se pega al suelo como si fuera un Kart, siendo muy obediente, incluso intentando hacerlo sobrevirar. Vale la pena resaltar que desactivando las ayudas electrónicas, el sobreviraje esta a la vuelta de la esquina.

©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

Hablar de consumo en un M2 Competition es como hablar de que salsa es mas rica para las papitas de McDonalds; se pensaria que tiene un consumo alto de combustible, si se le exige, se bebe la gasolina viva; pero en un manejo moderado puede llegar a hacer hasta 40 kilómetros por galón; más económico que un Chevrolet Aveo y con 8 veces más potencia.

Finalmente hay que decir que es un juguete que si se tiene la oportunidad de probar, aproveche el tiempo lo mejor que pueda y saquele el jugo; si lo puede comprar, consérvelo; en unos años será una pieza de colección bastante codiciada por mezclar la tecnología del 2020 y el comportamiento de un deportivo de los años 80s. Por fin BMW volvió a hacer deportivos de verdad.

Precio

  • BMW M2 Competition: $299.900.000

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here