Porsche Mission R
- Publicidad -

La invasión de las baterías y motores eléctricos está llegando con estilo al automovilismo y prueba de ello es el Porsche Mission R. Se trata de un concept de auto de carreras con una muestra de la tecnología que podrían llegar a usar en un futuro no muy lejano. Este es un prototipo funcional que existe y que podría inaugurar una nueva categoría de competencias para complementar a la Fórmula E.

Potencia del siguiente milenio

El Porsche Mission R podrá parecer un auto pequeño en imágenes, pero lo que no se nota es su gran poder. Sus 2 motores eléctricos de nueva generación pueden generar hasta 1.072 HP en modo clasificación y van directo a las 4 ruedas. Este poder sale de una batería de 80 kWh con un sistema de recuperación de energía de alta capacidad. Semejante poder le permite alcanzar los 100 km/h en solo 2,5 segundos y la velocidad máxima es mayor a los 300 km/h. Porsche afirma que el Mission R tiene un rendimiento similar al 911 GT3 Cup.

Seguramente está haciendo una cara de incredulidad porque las cifras no cuadran, pero déjeme explicarle. Los mil caballos se logran por poco tiempo en el modo de clasificación, pero en modo carrera la potencia se limita a 670 HP. Esto le da más vida a la batería para soportar distancias más largas. Además, la batería es de 900 voltios y con la carga rápida de hasta 340 kW puede recargar el 80% en solo 15 minutos.

Una carrocería dinámica

Fuera de lo electrónico, el Porsche Mission R cuenta con una carrocería digna de un concept, pero traída al mundo real. Empecemos por la aerodinámica activa y la reducción de drag que consta de unas tomas de aire con lamas que se abren y un alerón ajustable electrónicamente. Esto mejora el manejo en las curvas y luego se modifica para aumentar la velocidad en rectas. La carrocería está construida con plástico reforzado con fibras de lino. Bueno, no todo el exterior, sino los alerones, los faldones, los paneles de las puertas interiores y hasta el asiento.

Hablando del interior, el Porsche Mission R utiliza una configuración como nunca se había visto. Cuenta con una pantalla colocada justo en el volante y otra en el tablero. La del volante muestra los datos básicos del auto, mientras que la del tablero muestra las imágenes de las cámaras retrovisores. Se puede instalar otra pantalla a la derecha para monitorear al piloto y sus signos vitales.

Finalmente, el Porsche Mission R cuenta con una estructura de refuerzo única. La jaula antivuelco (o exoesqueleto) está construida de fibra de carbono y hace parte integral de auto y no es un añadido. Este exoesqueleto es visible desde el exterior gracias a los paneles de policarbonato y cuenta con todas las regulaciones de la FIA. El Mission R se perfila como la salvación del automovilismo en un mundo que está abandonando la gasolina lentamente. Si supera la etapa de concept, podría hacer una nueva categoría de carreras junto con la Fórmula E y el Extreme E

Porsche Mission R

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí