Hay algo fascinante en combinar las elegantes proporciones de una carrocería estate, un sedán alargado con quinta puerta trasera, y una cantidad obscena de potencia. Eso es lo que siempre ha hecho Audi con su línea Rennsport Avant: una saga que inició en 1994 con el exitoso RS2 Avant de 311 HP y que hoy entra en un nuevo capitulo con el anuncio del Audi RS6 Avant que llegará al mercado el próximo año. Porque, ¿para qué sirve tanta potencia si solo puedes compartirla con otra persona?

Poniendo la R en RS

Y es que el nuevo RS6 Avant trae rendimiento de sobra, suficiente para acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3.6 segundos y llegar sobrado a los 250 km/h a los que están limitados electrónicamente la mayoría de carros alemanes. Estas cifras se deben, en parte, a la avanzada transmisión de 8 cambios y el sistema quattro de tracción total permanente con un diferencial deportivo que redistribuye el torque entre ejes. Sin embargo, el factor principal en la ecuación es un motor V8 de 4000 cc el cual, apoyado por dos turbos y un sistema eléctrico auxiliar de 48 voltios, produce 600 caballos de potencia y 800 newtons/metro de torque. Más que suficiente para hacer callar a los niños atrás.

Pero, la serie Rennsport de Audi no se caracteriza únicamente por su desempeño en línea recta: el chasís debe permitir una combinación perfecta entre confort y deportividad. Es por esto que Audi ofrecerá para el RS6 Avant dos suspensiones diferentes dependiendo de las preferencias del cliente, una suspensión neumática y otra más deportiva de amortiguación tradicional. Ambas permitirán diferentes modos de ajuste para mayor suavidad o mayor rigidez, con la diferencia de que la suspensión neumática ofrece una función de nivelado automático como en los Mercedes-Benz y los Citroën de antaño.

Para impresionar a la familia…o a cuatro amigos:

El resto del nuevo RS6 Avant es igual de destacable pues a Audi no le gusta hacer las cosas a medias. El exterior recibe modificaciones importantes que gritan “¡RS!” aun cuando la silueta del carro sea perfectamente familiar. Dotado por doquier de pieza únicas al modelo, el Audi RS6 Avant es 40 milímetros más ancho en cada paso de rueda para darle una apariencia más atlética. Y es que las caderas anchas y los widebody son toda una sensación, sino pregúntenle a Dodge.

El interior del RS6 Avant, por su parte, mantiene la idea de combinar la comodidad con la deportividad con sus asientos que parecen un hibrido entre una poltrona y una silla de cubo de carreras. Hasta donde llega la mirada, hay cuero y donde no hay cuero hay fibra de carbono envolviendo los cinco puestos. El sistema de entretenimiento MMI, dividido en dos paneles táctiles, ofrece la función Audi Virtual Cockpit con una pantalla especial RS que informa al conductor de todos los parámetros relevantes a la conducción deportiva: boost, presión de aceite, tiempos de vuelta y fuerzas G.

Como novedad, este será el primer RS6 en venderse en Estados Unidos, así que es más probable que llegué también al mercado colombiano si alguien se anima a encargarlo. En caso de que sea usted, inviteme a dar una vuelta, ¡vea que quedan otros cuatro asientos para gozar de tanto Rennsport!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here