Audi R8 LMS evo II

El Audi R8 se niega a morir, o al menos la versión LMS de carreras que llega a la generación evo II. Este imponente superauto está demostrando que aún tiene mucho para dar en las pistas de carreras en la categoría GT3 y GT2. Antes de irse quiere acumular más premios y victorias, así que Audi escuchó a sus clientes y se puso manos a la obra para exprimir al R8 al máximo.

Más fácil de conducir, igual de efectivo

A diferencia del BMW M4 GT3, el Audi R8 LMS ya tiene mucha experiencia en la categoría de resistencia y ahora con la variante evo II quieren ganar aún más carreras. Para mejorar un auto que ya de por sí es tan exitoso, tomaron las sugerencias de los clientes y lo mejoraron para la comodidad del piloto. Por ejemplo, incluyeron un sistema de aire acondicionado, pero este no cuenta con un enfriador. Su función es extraer el aire caliente de la cabina para forzar la circulación y así bajar la temperatura. Recordemos que este auto se desenvuelve en carreras de larga resistencia, así que el calor es un problema importante.

Otra mejora del Audi R8 LMS evo II es la aerodinámica del alerón trasero. Para hacer el auto más estable, se transfirió parte de la carga aerodinámica del efecto suelo al alerón trasero. Esto lo hace más estable en las frenadas, ya que el efecto suelo funciona mejor a altas velocidades, pero pierde efectividad en curvas lentas. Todos los ajustes a los alerones también le suman puntos de estabilidad, algo difícil de creer si tenemos en cuenta que es un superdeportivo de motor central.

Un ligero ajuste de tuercas

Ya que las normativas de la categoría GT3 son tan estrictas, el Audi R8 LMS evo II mantiene la potencia de la generación pasada. Esto quiere decir que el mítico motor V10 a 90° sigue generando 585 HP y 550 Nm de torque. Lo que sí mejoró la admisión, que fue mejorada para que el motor entre el torque un poco antes en la gama baja, mejorando el arranque. El control de tracción también recibió unos ajustes para hacerlo más adaptable a los circuitos. El envío de potencia a través de la transmisión secuencial conserva su fuerza, pero lo hace de manera más progresiva para mejorar el control.

Audi R8 LMS evo II

Otro detalle que retocó Audi Sport en el R8 LMS evo II es la suspensión. Por primera vez se instalaron amortiguadores ajustables de cuatro vías para hacer mayores ajustes en la dinámica del chasis. Básicamente todo está enfocado en mejorar el control ya que no pudieron subir la potencia. Cuando hablamos del precio es cuando nos damos cuenta de que el automovilismo es un deporte para aristócratas. El Audi R8 LMS evo II vale 429.000 euros y ese es su precio sin impuestos, un gustico que Audi califica como “moderado”.  Y uno ahorrando para el próximo Forza Horizon 5.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here