Gran Premio F1 Bahréin
- Publicidad -

Ferrari acaba de dar el golpe de estado más salvaje en el Gran Premio de Bahréin de F1. La victoria de Charles Leclerc y el segundo puesto de Carlos Sainz Jr. le devolvió el sabor a victoria a los italianos. Esta nueva temporada empezó con un éxito rotundo para los del Cavallino Rampante, pues el monegasco también se llevó el título de piloto del día y la vuelta más rápida. Lewis Hamilton se tuvo que conformar con un tercer puesto y lo logró solo por los problemas técnicos de los Red Bull. También hay que destacar que Haas y Alfa Romeo tuvieron un rendimiento muy respetable con Kevin Magnussen quinto y Valtteri Bottas sexto, respectivamente. Este año huele a orgullo italiano.

Una victoria roja

El Gran Premio de Bahréin de F1 empezó con una largada muy movida. Desde el principio, Leclerc se enredó en una pelea sin cuartel con Max Verstappen por el primer puesto. Los 2 jóvenes se rebasaron de manera continua y uno de los puntos álgidos fue en la vuelta 18, cuando Verstappen intentó adelantar a Leclerc casi que a la fuerza. Sin embargo, tanta agresividad no le sirvió ante la impavidez del Ferrari. A partir de la vuelta 30 empezaron las paradas en pits de ambos y cambiaron de puesto de manera constante. Aun así, el monegasco se las arregló para siempre recuperar la punta.

Gran Premio Bahréin F1
Un inicio de película con 2 jóvenes peleando por una buena arrancada.

El otro piloto de Ferrari que brilló fue Carlos Sainz Jr., pues se dispuso a presionar a Max Verstappen de manera constante y defenderse de Sergio Pérez. En más de una ocasión pudo superarlo con las paradas en pits, como en la vuelta 44, cuando ya se presagiaba el resultado final de la carrera. Sin embargo, Verstappen no es campeón del mundo por nada y con su talento (y algo de suerte) pudo recuperar su puesto, pero no lo pudo mantener. Finalmente, el monumental esfuerzo de todo Ferrari les aseguró un 1-2 al final. Volvieron a dominar el podio por primera vez en más de 2 años y medio, pero sus perseguidores no tuvieron tanta suerte.

Los Toros se enfermaron

Al inicio de la carrera todo parecía ser una lucha muy cerrada por dominar el Gran Premio de Bahréin de F1. Verstappen y Pérez hicieron un trabajo brillante atacando y defendiendo, ya que Pérez se dedicó a presionar a Sainz para desplazarlo del tercer lugar. Incluso marcó varias vueltas rápidas y demostró tener el talento para pelear por un lugar en el podio. Todo eso incluso después de perder su puesto ante Hamilton desde el inicio. Sin embargo, no todo podía ser color de rosa. Más o menos a media carrera, Verstappen empezó a quejarse de problemas técnicos con el auto y parece que fue una plaga que se extendió por varios sistemas.

Gran Premio Bahréin F1
Con todos los problemas técnicos que tenía el Red Bull, Verstappen aún le pisaba los talones a Leclerc.

El problema empezó con el freno motor, luego la dirección y llegó a mencionar sobre alguna pieza que se atoraba. Por más que pedía respuestas a su equipo, ellos no veían nada malo con el auto. Aun así, el holandés estaba manteniendo el buen ritmo. El problema terminó de explotar en la vuelta 55, cuando el motor simplemente murió y a Verstappen no le quedó más que entrar a pits y abandonar la carrera. Justo en la última vuelta, el motor de Pérez también falló, le causó un trompo y le hizo perder el tercer puesto. Para colmo de males, el AlphaTauri de Pierre Gasly se incendió en la vuelta 46.

Gran Premio Bahréin F1
Hasta ahí llegó el esfuerzo de Pérez por mantener la posición.

Las flechas de plata no levantan cabeza

Cada año sin falta, los de Mercedes-AMG se quejan de que su auto no está en buena forma para correr al inicio de la temporada. Ahora, parece que en este Gran Premio de Bahréin de F1 se les confirmó la mentira, tal como en el cuento de Juanito y el lobo. Hamilton empezó con fuerza, superó a Pérez en la primera vuelta y hasta ahí quedó su impulso. A partir de ahí batalló para exprimir el rendimiento a su W13, tratando de controlarlo y de aprender a conservar las llantas. La situación es tan crítica que tuvo que defenderse de… ¡Kevin Magnussen y su Haas! Por cierto, hay que darle un aplauso a Haas por su excelente rendimiento, pues Magnussen acabó de quinto y eso es una mejora brutal para este equipo.

Gran Premio Bahréin F1
Hamilton también tuvo que defenderse de Zhou Guanyu, el novato de Alfa Romeo. ¿Todo bien en casa, Lewis?

Russell es el piloto estreno de Mercedes y no se hizo sentir mucho. Sus habilidades le alcanzaron para llegar de cuarto, pero no pudo subir más. También hay que destacar que Bottas llevó su Alfa Romeo hasta el sexto puesto, mientras que el novato Zhou Guanyu llegó en el décimo puesto, anotando puntos en su primera carrera. Aston Martin, Williams y McLaren no salieron del fondo, pero sus batallas ayudaron a hacer un buen espectáculo. La intención de la FIA y Liberty Media de revolver las cosas con esta nueva normativa fue todo un éxito y no podemos estar más contentos con eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí