Ferrari regresa Le Mans

Para muchos, Ferrari es una marca sinónimo de dos cosas: Fórmula 1 y autos exóticos. Y en cuanto a competencias se refiere, muchos recuerdan las proezas de Michael Schumacher con la marca de Maranello. Actualmente no son tan exitosos, pero esa es una historia para después. Lo que no es tan conocido es que la Scudería fue también una fuerza formidable en carreras de resistencia, y esta semana anunciaron la buena nueva. Ferrari regresa triunfante en 2023 a la competencia más importante de este tipo: Las 24 horas de Le Mans.

Así lo anunció John Elkaan, presidente de Ferrari, en un comunicado emitido por la página oficial de las 24 horas de Le Mans.En más de 70 años de carreras llevamos a nuestros autos deportivos a la victoria en circuitos de todo el mundo. Con el nuevo programa de Hypercars de Le Mans, Ferrari afirma su compromiso y determinación para ser parte de los principales eventos mundiales de automovilismo.

Ferrari Le Mans 2
El Ferrari 250 TR “Testa Rossa” con el que conquistarían la primera de seis victorias en Le Mans

Conquistando terreno francés

Si aún no le es familiar la imagen de un Ferrari ganando en Le Mans, fresco que aquí rebobinamos el casette juntos. En 1948 Ferrari fabricó su primer auto de calle, el 166 Inter, y su versión de competencias denominada 166 S y 166 MM. Este auto deportivo es el único capaz de ganar la Targa Florio, la Mille Miglia y las 24 horas de Le Mans de 1949, iniciando así el legado del Cavallino Rampante en la prestigiosa carrera de resistencia.

Dos victorias más siguieron en 1954 y 1958, pero el periodo más exitoso de la marca fue la década de los sesenta. Seis victorias consecutivas entre 1960 y 1965 sellaron el legado de la marca italiana en suelo francés. Incluso hicieron una película sobre ello. Bastante entretenida, se la recomiendo por si no la ha visto.

Las crisis económicas y la falta de victorias alejaron a Ferrari de las competencias de resistencia, al menos de manera oficial, desde 1973. La marca en ese entonces decidió enfocar todos sus esfuerzos en la Fórmula 1. Desde entonces han existido algunos prototipos con cierta intervención de la marca, pero más que todo se han concentrado recientemente en categorías de autos de fábrica, como GTLM donde han participado los Ferrari 458 y 488.

Ferrari Le Mans1
El Ferrari 312P, que haría parte del último esfuerzo oficial por la marca en Le Mans 1973.

Ferrari de regreso en el escenario

Ferrari regresa, y por lo alto a Le Mans. La categoría hypercars sería la elegida, y le permitiría a la marca competir en el World Endurance Championship (WEC). Esta permite que prototipos o versiones de hiperdeportivos participen. Y es aquí donde Ferrari tiene la gran oportunidad de homologar uno de sus vehículos y promocionarlo por lo alto compitiendo a nivel mundial e intentando llevarse la victoria en la prestigiosa carrera de resistencia. Muy probablemente veamos el reemplazo de LaFerrari como el arma elegida por Maranello para afrontar este reto.

Ferrari Le Mans 3
Construido solo para equipos privados, el Ferrari F33SP triunfó en las 24 horas de Daytona, pero nunca en Le Mans.

Con varias marcas confirmando su participación, entre ellas Toyota y Peugeot, y otras como Audi, Porsche y BMW explorando la posibilidad de unirse, la posibilidad de ver a todos estos fabricantes peleando lado a lado en el prestigioso campeonato de resistencia hace que se nos haga agua la boca. Y al tener unos millones de sobra gracias a las medidas que implementará la Fórmula 1 en 2022, Ferrari puede dedicar sus recursos para establecer un equipo serio y competitivo en Le Mans.

Pero tendremos que esperar para ver a un auto rojo pelear en el WEC. Dos años para ser exactos, puesto que Ferrari anunció que se uniría al campeonato en el año 2023, a tiempo para regresar triunfalmente a Le Mans luego de 50 años de ausencia.

Yo espero que el Cavallino Rampante monte un espectáculo digno de recordar, y que sean capaces de llevarse algunos trofeos y alegrías en el WEC e incluso IMSA. Por lo menos, aquí no está Mercedes-Benz para amargarles la fiesta. Al menos, por ahora.

Imagen que encabeza el artículo: Oriol Folch Garcia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here