Verstappen Gran Premio Hungría
- Publicidad -

El Gran Premio de Hungría suele ser una carrera particular, si no hay carambolas al inicio, hay un inesperado ganador, el campeón mundial Max Verstappen. Decimos que es inesperado porque no le fue bien en la clasificación, arrancó muy atrás y no estaba cómodo con su auto. En segundo lugar llegó Lewis Hamilton, quien nos recordó por qué es un heptacampeón y se quedó con la vuelta rápida. George Russell no pudo completar su meta de ganar la carrera, pero se pudo mantener en el tercer puesto, así que tiene algo que celebrar.

Gran Premio Hungría
Esta vez no hubo carambolas, solo un inicio limpio amenazado por la lluvia.

Esta carrera no fue particularmente entretenida, pero sí dejó un extraño sabor de boca. En la pista, los enemigos de cada piloto no fueron sus rivales. El enemigo de Leclerc y Sainz en el Gran Premio de Hungría fue la estrategia de Ferrari, mientras que el mayor obstáculo de Pérez y Verstappen fue su propio monoplaza; y por el lado de Hamilton y Russell, las circunstancias fueron sus rivales.

Ferrari vs sus propios pilotos

El Gran Premio de Hungría empezó sin mucho drama y con buenos arranques. Ferrari dejó en claro que querían jugar al desgaste a largo plazo y en la vuelta 10 comenzaron a presionar a Russell para que se comiera las llantas más rápido. Esto hubiera funcionado normalmente, pero Leclerc estaba impaciente y quería que Sainz empujara más. En la vuelta 16, el equipo Ferrari le dijo a Sainz que entrara a cambiar llantas, pero este no hizo caso. En cambio, Russell sí entró y lo hizo justo a tiempo, mientras que Sainz entró en la vuelta siguiente, lo que le dificultó el subir de puesto.

Gran Premio Hungría
Mala elección de llantas para Leclerc y mucho tiempo en una parada para Sainz, los estrategas de Ferrari no tuvieron un buen día.

Eso dejó a Leclerc peleando solo por la punta y lo hizo bien. En la vuelta 31 pasó a Russell y se quedó con el primer puesto, pero lo hizo con llantas medias desgastadas, por lo que parar en pits era inevitable.  Por eso, en la vuelta 40 volvió a entrar, le pusieron llantas duras y eso lo dejó a merced de Max Verstappen.

En poco tiempo, el campeón lo pasó sin contemplaciones. Para tratar de remediar su error, detuvieron a Leclerc de nuevo en la vuelta 55. Esta vez le pusieron llantas suaves y cayó al puesto 6, de ahí nunca se pudo recuperar. A lo largo de la carrera, ambos Ferrari tocaron la punta y de haber tenido una buena estrategia, alguno de los 2 podría haberse quedado con la carrera. En cambio, Sainz quedó en el puesto 4, mientras que Leclerc se conformó con una amarga sexta casilla.

RB18 vs sus conductores

Aunque Max Verstappen ganó el Gran Premio de Hungría, no la tuvo nada fácil. Su monoplaza tuvo un problema de potencia en la clasificación del sábado, lo que lo condenó a largar en el puesto 10. De hecho, ambos Toros Rojos cambiaron su unidad de poder, por precaución.

Al inicio de la carrera, Verstappen tuvo que pelear muy duro para remontar 5 puestos, mostrándose un poco inestable. Saltamos a la vuelta 42 y después de unas paradas estratégicas, Verstappen logró estar en el segundo puesto detrás de Leclerc y lo pudo pasar sin mayor dificultad. El problema es que justo después su monoplaza hizo un trompo completo que Verstappen apenas pudo controlar. Después de un par de adelantamientos, se ubicó en el primer puesto y de ahí nadie lo bajó, lo que le mereció el título de piloto del día.

Gran Premio Hungría
Verstappen estaba batallando para controlar su auto y este hizo un trompo de la nada.

Sergio Pérez tampoco la tuvo fácil. El mexicano empezó en el puesto 11 y fue subiendo de puesto a buen paso. Sin embargo, en la vuelta 36 se estancó detrás de Hamilton y quedó en el puesto 6. En este punto, el equipo Red Bull lo ayudó bastante con una buena estrategia y pudo llegar al quinto puesto. Ese remontador profesional no estuvo en esta ocasión y no pudo superar a Carlos Sainz por más que lo intentó.

Mercedes-AMG vs el mundo

A los pilotos de las flechas plateadas no les fue tan mal, pero no obtuvieron el resultado que querían. George Russell hizo un buen trabajo manteniendo el primer puesto por unas 30 vueltas, pero la presión que ejercía Charles Leclerc detrás de él fue demasiada. Después de una defensa férrea, en el giro 31 el Ferrari lo adelantó, y toda la confianza del británico se evaporó. El equipo se concentró en que Hamilton ascendiera, ya que Russell no podía mantener el paso.

Gran Premio Hungría
Hamilton y Russell lucharon contra la mala suerte y se ubicaron en los puestos 2 y 3.

Para la vuelta 55, Hamilton activo su modo hammertime e hizo 3 récords de vuelta consecutivos. En la vuelta 65, Hamilton pasó a Russell sin esfuerzo y ya estaba cazando a Verstappen. Para su mala suerte, Valtteri Bottas tuvo un problema con su auto en la vuelta 68, no pudo llegar a una salida segura y activaron el auto de seguridad virtual. Eso fue faltando 2 vueltas para terminar y le truncó la cacería a Hamilton. Eso sí, se quedó con la vuelta rápida, pero no pudo pelear por la primera casilla. 

Gran Premio Hungría
El trébol de 4 hojas de Alfa Romeo le quitó a suerte a los de Mercedes-AMG, y a Bottas de paso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí