BMW 3.0 CSL

A muchos fanáticos del motor si les hablamos de deportividad y prestaciones, muy probablemente una de las primeras marcas que se le vengan a la mente sea BMW. Y no es para poco, el fabricante muniqués ha sabido deleitar a muchos con automóviles fabulosos como sus legendarios M3 y M5, los mas primitivos 328, pasando por los 2002, hasta el no menos exótico 333i afrikáner.

Hoy el turno es del “Batimovil”, un E9 como se le conoció con ese código interno al 3.0 CSL, el cual fue el primer modelo desarrollado en colaboración con BMW Motorsport.

La familia E9 fue dentro de BMW bastante especial, contó con tres motorizaciones inicialmente: 2.500, 2.800 y 3.000, de esta ultima se basaron para desarrollar el CSL el cual junto a los Ford Capri dominó en el Campeonato Europeo de Turismos, ganando en 1973 y arrasando entre 1975 y 1979.

También este producto creado por la fabrica de sueños de BMW, Motorsport se coronó campeón en su categoría en las 24 horas de Le Mans en 1973.

BMW 3.0 CSL

L de ligero

La genesis del vehículo del cual hablamos es del coupe gran turismo 3.0 CSi, al cual se le hizo lipoescultura hasta dejarlo como un atleta de 100 metros planos. De este modo se reemplazo el acero por aluminio en capo y puertas. también se redujo el grosor de la carrocería.

Para seguir en esta metamorfosis, el siguiente nivel estuvo en retoques de aerodinámica y un paso obligado por el túnel de viento, donde con deflectores y alerones agresivos tuvo un toque mas «Racing»

Finalmente hubo que aumentar la cilindrada del seis cilindros en línea que pasó de 2985 a 3153 cm3 (después un tercio de litro más), lo cual significaba en la práctica un aumento de cinco caballos y 15 Nm. de par (que quedaban en 206 CV y 292 Newton-metros).

Escaso y codiciado

Puesto que solo se sacaron a producción apenas unas 1096 unidades del «Batimovil bávaro» su precio si es que llega a encontrar una unidad a la venta puede fácilmente sobrepasar los 80.000 USD. En Colombia se supo de una unidad de este 3.0 CSL, la cual fue enviada a Alemania para su restauración.

Una verdadera leyenda de las pistas y carreteras no solo de Europa sino del mundo que sin duda merecía una mención en nuestras paginas virtuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here